Texto: Lucrecia Molina Theissen

Amor de mi vida, Marco Antonio, hermano de mi alma, mi niño desaparecido, niño victimizado, niño truncado, tronchado de raíz, un árbol arrancado cuando apenas nacía, brutalmente ocultado de la vida para perderlo en el oscuro abismo de la muerte. Mi niño sin nombre, sin lápida, sin adioses ni abrazos. Niño de mi corazón, borrado por la perversidad de los hombres sin alma, de los infrahumanos sin rostros y sin nombres, siniestros embajadores del mal, Xibalbá entre nosotros. Amor transfigurado en el dolor de golpes infligidos con saña por hombres sin piedad, ciegos a las lágrimas y al implorante gesto de su madre, sordos a su grito de angustia, al llanto que se extiende por treinta y un años que no cesa aunque riamos y sigamos enteras, asidas a la vida, buscándolo…

Amor de mi vida, amor triste, profundo, desgarrante, amor que busca al niño desaparecido, amor que extiende sus manos al vacío en busca de promesas, de humo, de la nada. Amor que no lo encuentra, hermano de mi alma, pese a la terquedad centuplicada día a día, no lo olvido, no quiero, aunque me muera. Ya no encontré su vida, su latido. Quiero encontrar su muerte, saber el minuto exacto en el que se detuvo su pulso, el segundo en el que cayeron una a una sus células como estrellas marchitas, pisoteadas por los seres venidos del averno. Quiero saber el día, la hora y el minuto en el que sus manos dejaron de abrirse para tomar el mundo al que despuntaba apenas, a sus catorce años, diez meses y seis días.

Quiero saber quiénes lo hicieron. Quiero verlos, saber si tienen alma. Saber si tienen ojos y si pueden mirarme. Saber si tienen boca y si pueden decirme qué hicieron con usted. ¿En qué altar de miseria, de huesos y de sangre colocan las ofrendas bestiales a sus dioses? ¿Qué líquido espeso y oscuro circula por sus venas? Quiero saber cómo pueden dormir y respirar, pensar y deglutir, el general, el coronel, el que fue ministro de la defensa, el que dirigió la G2, el del estado mayor presidencial, el teniente que ejecutó las órdenes de muerte, el oficial que comandó cuarteles, el que tiró las bombas. Los hijos de Caín, pequeños engendros de la muerte, afincaron sus remedos de humanidad sobre el fango y la sangre, sobre el fuego asesino que consumió los ranchos, que exterminó a las flores, los niños, las mujeres, en medio del silencio, sin tregua, sin piedad, salvajemente, que se lo llevaron a usted, hermano de mi alma. Bestias nauseabundas, repulsivas, tocadas por lo horrible, dadores del dolor, perpetradores de la herida, portadores del mal, destructores de sueños, de luces y de estrellas, enterradores, verdugos, repartidores de la muerte, no de la que se acerca sigilosa y debe arrebatarnos dulcemente el aliento, sino de la otra muerte: aquella que aparece de pronto entre el humo y el fuego de las balas o en el ritual macabro de bayonetas raspantes y puñales helados degollando los sueños.

¿Dónde están sus despojos, hermano de mi alma, mi niño tan amado con un amor que duele, con abrazos que ni siquiera lograron alcanzarlo, con caricias resecas que no lo tocan nunca? Ni un pedazo de usted volví a ver, ni un dedito. ¿Dónde está? ¿Qué le hicieron? ¿Cuánto tiempo sufrió? ¿Fue demasiado horrible? Preguntas y preguntas. Es lo que me satura, hermano de mi alma, estaré llena de ellas hasta encontrar certezas.

Felicidad de mi niñez y de mis años jóvenes, el amor más grande y ahora apenas sé cómo era porque no vivió lo suficiente. Es todo tan injusto. Trato de recordarlo, dibujo la forma de sus manos, recupero entera su mirada y su risa es un cascabel en mis oídos pero tan solo encuentro de nuevo a la tristeza. Su recuerdo se esfuma en una maraña de dolores y tiempo que ha pasado hora tras hora, año tras año, borrando sus huellas en mi vida.

Y sin embargo, amor en dolor transfigurado, indescriptible amor que me traspasa, que vivirá mientras yo esté viva. Eso es usted, amado hermano mío. Soy un tesoro que guarda su memoria, los pequeños retazos de recuerdos. Lejos, también, mi país vive en mí. Soy un triste santuario iluminado con pájaros y flores.

Fuente: blog cartas a Marco Antonio

El pasado 25 de mayo, la Escuela (Facultad) de Historia de la Universidad de San Carlos de Guatemala, fue sede de la inauguración del Seminario “Fidel Castro”, dedicado al pensamiento del Comandante en Jefe.

El Seminario convocará hasta noviembre del presente año talleres, conferencias y charlas en las que se discutirá sobre el pensamiento revolucionario, no solo de Fidel, sino de otras figuras progresistas del continente americano, pero teniendo como base y centro el del Comandante.

La jornada inaugural contó con la participación de Carlos de Céspedes Piedra, embajador de la República de Cuba; Miguel Torres Tesoro, Cónsul de Cuba; Mauricio José Chaulón, Jaime Chicas, Olga Pérez y Rafael Castillo, profesores titulares del Instituto de Investigaciones de la Escuela de Historia.

Estuvieron presente además, profesores, investigadores y estudiantes de la alta casa de estudios. La ocasión sirvió de digno homenaje al cumplirse justamente 6 meses de la partida física del líder indiscutible de la Revolución Cubana.

El Embajador cubano resaltó la figura de Fidel como un verdadero guía que supo dar el ejemplo en todo momento, exponiendo los acontecimientos que llevaron a la victoria de Playa Girón y otras tantas batallas en que participó el líder histórico de nuestra Revolución. La ocasión fue propicia para demostrar la vigencia de su pensamiento y la necesidad de mantener vivo su legado en los momentos en que aires de guerra amenazan la estabilidad de la región.

El resto de los ponentes expusieron la importancia de rescatar el pensamiento anti hegemónico de Fidel y de la verdadera izquierda latinoamericana, para hacer frente al capitalismo voraz que nos convida a olvidar la historia, nuestras raíces y nuestra cultura.

(CubaMinrex/Embajada de Cuba en Guatemala)

Fuente: Cubadebate

Miguel Vázquez sostiene unas hojas en la mano el pasado 22 de septiembre, cuando la comunidad recuperó 200 hectáreas en el poblado de Huajimic, Nayarit. Foto Arturo Campos Cedillo

 

Tomado de  ProyectoDiez

 

Por: Francisco Talavera Durón*

El sábado 20 de mayo en la comunidad wixárika de Tuxpan de Bolaños fueron asesinados los hermanos  Miguel Vásquez Torres y Agustín Vásquez Torres.

Miguel Vásquez Torres fue comisariado de bienes comunales desde el año 2014 hasta marzo del 2017, durante su mandato la comunidad de San Sebastián recuperó tierras. Después de 70 años la comunidad de San Sebastían Teponahuaxtlán y Tuxpan de Bolaños recuperaron 184 hectáreas de las 10 mil hectáreas que están en proceso de juicio. La recuperación fue el resultado de un juicio agrario 769/2012 seguido en el Tribunal Unitario Agrario Distrito 56 de Tepic, Nayarit.

La última vez que platiqué con él fue en una rueda de prensa en la que se anunciaba el rechazo de la ley estatal indígena por parte de los diputados del PRI y PAN. Recuerdo la claridad y la fuerza de sus palabras: “para los políticos tradicionales las comunidades indígenas no representamos un capital político, sabemos que los votos de una colonia en la ciudad son más importantes”.”

El vacío del estado en la atención de las comunidades indígenas rurales y urbanas no es reciente, es una condición histórica que se repite sistemáticamente de gobierno en gobierno.

El gobierno estatal prefiere tener como aliado al indígena, vinculado con paternalismo y asistencialismo puritano, dispuesto a salir en la foto institucional ataviado de folclor que al indígena digno, arraigado en lo comunitario, exigiendo y defendiendo sus derechos y sus territorios.

El asesinato de los hermanos Vázquez aumenta la profunda y oscura lista de ignominias hacia los pueblos indígenas de Jalisco: la negación de la diversidad étnica del estado de Jalisco, rechazo del reconocimiento de sujeto de derecho hacia las comunidades indígenas, la omisión de los derechos a la salud, problemática que están experimentando los pueblos de la ribera de Chapala, la instalación de programas sociales desde la lógica occidental en los que se fortalece el ciclo eterno de la pobreza indígena, la ausencia de una educación intercultural y la proliferación de la enseñanza del idioma español, la falta de intérpretes indígenas en los procesos legales, el fortalecimiento de la discriminación étnica como cultura, la criminalización de las luchas indígenas.

La violencia en su versión neocolonial emplea instrumentos jurídicos para negar la ciudadanía a los pueblos originarios, apuesta por el desgarramiento del tejido social, utilizando la vieja fórmula del abandono para justificar intervenciones gubernamentales arbitrarias que fracturen procesos comunitarios y aíslen liderazgos en los que los pueblos recuperen la dignidad. Permite y justifica la llegada del capital trasnacional con un discurso de energías renovables y proyectos incluyentes cuando su hacer está fundamentado en el despojo y en el desmembramiento del tejido social comunitario.

Antonio Gramsci decía que El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en este claroscuro surgen los monstruos”. Los monstruos que asedian a las comunidades y territorios indígenas son el narcotráfico, la ignominia gubernamental y su paternalismo, los capitales transnacionales voraces, el racismo y la discriminación expresado en la indiferencia de la población no indígena. Todo lo que huela, se vea como comunitario será aniquilado por estos insaciables que aprovechan la guerra que estamos viviendo, la fragilidad del estado de derecho, la corrupción de la instituciones para sembrar miedo y desesperanza. Saben que lo comunitario implica el vínculo con el otro, la autonomía ciudadana, la ética en la política. Saben que los pueblos originarios tienen un conjunto de saberes que son estratégicos para la defensa de lo común.

De acuerdo a la cosmovisión wixárika, cuando uno muere, se le hace ceremonia, se hace el canto del alma. El difunto se va despidiendo pausadamente de sus cosas, de sus parientes, de sus amigos. El canto del alma permite que el fallecido vea por última vez todos los lugares en los que estuvo.

Miguel y Agustín seguro están en el sur despidiéndose del mundo, en el corazón de la patria en donde se está construyendo con el tiempo indígena un horizonte ético político distinto basado en el mandar obedeciendo, en  el servir y no servirse. Este fin de semana el Consejo de Gobierno Indígena del Congreso Nacional Indígena de manera lenta, silenciosa, de abajo hacia arriba estará tejiendo resistencias e indignaciones.

*Antropólogo social egresado de CIESAS –OCCIDENTE

 

Enlace al original:  http://www.proyectodiez.mx/opinion-violencia-neo-colonial-los-pueblos-originarios/

 

Por: Quimy De León.

El viernes por la noche en conferencia de prensa los Magistrados de la Corte de Constitucionalidad –CC- en pleno, informaron al país que resolvieron a través de una sentencia y por unanimidad, que los proyectos hidroeléctricos Oxec 1 y Oxec 2 podrán operar durante un año prorrogable. Pese a los reclamos comunitarios y nacionales de proteger los ríos Cahabón y Oxec.

La CC también resolvió durante ese mismo año el Estado, a través del Ministerio de Energía y Minas, deberá realizar una consulta según Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo – OIT.

La empresa OXEC a través de un comunicado en distintas redes sociales emitió su postura horas antes que los magistrados de la corte anunciaran su resolución, ya tenían información de cómo iban como resolvería la corte.

Fotografía Nelton Rivera.

Se les dio la espalda a las comunidades

Las comunidades no han sido escuchadas, cuando se supone que instancias del Estado como la CC, debería actuar en beneficio común. Durante mucho tiempo las comunidades de los pueblos maya Q’eqchi, Achi y Pocomchi han realizado actividades pacíficas para demandar el respeto de sus derechos, derecho a la Consulta libre e informada, derecho humano al agua, a la protección y manejo de los ríos y a la liberación del río Cahabón desviado por las empresas en ese territorio.

Representantes de las comunidades también han solicitado al Ministerio Público que investigue una serie de delitos como el desvió del río Cahabón, intimidaciones, acusaciones falsas, criminalización entre otros.

La empresa Oxec emitió inmediatamente un comunicado mostrando su satisfacción porque ya “existe una sentencia en definitiva de la Corte de Constitucionalidad en el caso de las hidroeléctricas OXEC.”

Y agradecieron a “todas las personas, empresas e instituciones que han apoyado el cumplimiento del Estado de Derecho y la certeza jurídica en el país.”

Fotografía Lourdes Hércules, Guatevision.

Por: Nelton Rivera.

Guatemala 26 de mayo 2017. La juez Silvia Violeta De León Santos del juzgado sexto de instancia penal, esta noche en una maratónica audiencia envió a juicio Oral y Público a José Manuel Morales Marroquín por el delito de Fraude en forma continuada por el caso: “El Estado como botín: Registro de la Propiedad” o Botín Registro de la Propiedad, la jueza resolvió a las 10:15 de la noche en la Torre de Tribunales de la ciudad capital.

José Manuel es hijo del presidente de la Republica Jimmy Morales, la resolución de la juzgadora se convierte en un nuevo escándalo que envuelve a la familia del presidente, Samuel Everardo Morales Cabrera “Samy Morales” hermano del presidente también está ligado a este mismo proceso penal y la juzgadora resolvió enviarlo a juicio oral y público por el mismo delito.

Ambos fueron puestos a disposición del juez de turno el 18 de enero de 2017, luego que el Ministerio Público a través de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad, -FECI-, emitiera una orden de captura para el hijo y hermano del presidente Morales. En este proceso penal también se querelló la Comisión Internacional Contra la Impunidad –CICIG-.

Lea la base de la acusación: El Estado como Botín: MP y CICIG continúan ampliación del caso Registro de la Propiedad

 

Fotografía Transdoc.

 

 

Por: Sandra Cuffe.

Empresarios, líderes comunitarios, y otros habitantes de Río Dulce se están uniendo para respaldar a los pescadores artesanales de El Estor, y para denunciar los impactos que sufren a causa de las actividades mineras.

La Gremial de Pescadores Artesanales del municipio de El Estor hizo un bloqueo a inicios de este mes y paralizó por 12 días las operaciones de la Compañía Guatemalteca de Níquel –CGN- y la Compañía Procesadora de Níquel de Izabal –PRONICO- en ese municipio. Los pescadores exigen el cierre de la mina, y al Ministerio Público –MP- que investigue la contaminación del Lago de Izabal que aducen es provocada por la minería y por las plantaciones de palma africana y otros monocultivos.

Sus demandas han encontrado eco en Río Dulce, donde la economía depende del turismo.

“Nosotros como Comité de Turismo apoyamos este esfuerzo, o esta gremial de pescadores, ya que es el mismo mal, es el mismo daño que nos viene a perjudicar”, dijo Oswaldo Contreras, presidente del Comité de Turismo de Río Dulce.

El comité está integrado por empresarios, y están preocupados por el crecimiento de industrias en Izabal que dañan a los ecosistemas, tales como la minería de níquel, los monocultivos, y otros. Cualquier problema de contaminación en el Lago de Izabal fluye por el río hacia el Caribe, y las actividades mineras socavan la promoción de la región como destino ecoturístico, incluso por el mismo gobierno.

“Como Comité de Turismo apoyamos todo lo que tenga que ver con el tema de preservar nuestro medio ambiente. Esto ha venido a atentar contra nuestro medio ambiente también porque ellos en El Estor han hecho una destrucción con toda la montaña”, dijo Contreras.

CGN y PRONICO pertenecen hoy a Solway Group, un conglomerado ruso que reabrió en El Estor en el 2014 la mina de níquel, llamada acertadamente Fénix. Desde los años 1960 hasta su compra por Solway, el proyecto minero ha cambiado de manos entre las empresas matrices canadienses INCO, Skye, y Hudbay. Se ha vinculado por décadas con conflictos de tierra, represión, y asesinatos, sobretodo en perjuicio de las comunidades Q’eqchi’ en la región.

Cuando la empresa Exploraciones y Explotaciones Mineras Izabal EXMIBAL operaba la mina a finales de los 1970 hasta el 1980, el níquel se transportaba en barco por el Lago de Izabal y el río Dulce hasta Puerto Barrios. Desde la reapertura de la mina hace tres años, se transporta por carretera, pasando por el pueblo de Río Dulce.

“A nosotros el daño que más nos ha castigado o lastimado acá localmente es el tránsito de transporte pesado, porque aparte de la contaminación que dejan en el aire por el polvo que ellos van dejando en el camino, también ha habido heridos y muertos por la irresponsabilidad con que ellos conducen en todo ese camino”, señaló Contreras.

El transporte pesado que pasa por Río Dulce se debe a las operaciones mineras pero también a las empresas palmeras y otras industrias en la zona del Lago de Izabal y en el Petén. Las góndolas cargadas de níquel y demás furgones no sólo representan un peligro por los accidentes sino que también están dañando la red vial, denunciaron habitantes de Río Dulce.

“Eso es lo que nos está matando, esos transportes pesados que están pasando,” dijo Israel Barrientos, un transportista y el presidente del COCODE del Barrio San José de Río Dulce.

“La carretera, o sea el terreno donde está la carretera, no es apta para una carga demasiada pesada,” dijo.

Según Barrientos, las góndolas que transportan el níquel hacia Puerto Barrios pesan a veces hasta 50 toneladas, pero el puente de Río Dulce no está capacitado ni para 40. Por esa razón Barrientos y otros transportistas ven con buenos ojos el bloqueo que hizo la Gremial de Pescadores Artesanales del municipio de El Estor a inicios de este mes.

“La prioridad es de que ya no pasen esas góndolas por el territorio éste, que ya no pasen porque es demasiado. Eso es lo que estamos tratando de hacer,” señaló.

Para el sector hotelero y de turismo, tanto el daño a los ecosistemas como el paso del transporte pesado son problemas. Muchos hoteles están ubicados cerca de las orillas del río, debajo del puente.

“Podemos sentir que gran parte del problema es ruido, el ruido de los camiones, furgones, góndolas, que están usando frenos de motor,” dijo Daphne Becker. Nacida en Guatemala, es dueña de un hotel en la región y está formando una asociación junto con otros empresarios de turismo y otros sectores, dijo.

Debido al ruido, Becker espera unos segundos mientras pasa otra góndola. Mientras están reunidos para explicar sus preocupaciones y posturas los habitantes de Río Dulce, van pasando docenas de góndolas y camiones, y los frenos de motor que usan el puente se escuchan por todo el pueblo.

“La gente de la minera y también nuestros oficiales no están preocupados por nosotros,” manifestó Becker, y añadió que no está opuesta a la minería, sino a la minería irresponsable y a la destrucción.

Cuando pararon los pescadores las operaciones mineras por 12 días, regresó la tranquilidad a Río Dulce. Fue como cuando vino al lugar hace 27 años, dijo Becker.

“Hubo silencio como antes,” dijo.

Vino Becker y se quedó por la naturaleza, por el río, por los árboles, y todo el encanto que tiene la zona, pero la industrialización está afectando el sitio e impactando la economía de Río Dulce, que depende del turismo, tanto nacional como internacional, por tierra y por yate.

“Nosotros somos un pueblo turístico. No somos una zona industrial,” dijo Emilio Mendizábal, el presidente del COCODE de segundo nivel de Río Dulce.

El Estor sigue siendo un lugar pobre aunque no debe serlo, dijo. En cambio, Río Dulce se ha apostado por el turismo y ecoturismo, y ahora es una fuente de empleo y un motor importante en la economía del municipio de Livingston y más allá, dijo.

“Esta gente lo que está haciendo es empobrecernos,” dijo Mendizábal sobre la empresa minera.

Las preocupaciones y denuncias de Río Dulce sobre las operaciones de CGN, PRONICO, y Solway no son nuevas, pero no se les escuchan ni ha habido respuesta, señalaron los líderes y habitantes del lugar. Ahora siguen uniéndose más para amplificar las denuncias, y manifestando su apoyo a los pescadores de El Estor.

Los pescadores de Castillo San Felipe de Lara, ubicado en la embocadura del río Dulce con el Lago de Izabal, también se han unido a los reclamos de Río Dulce y El Estor. Al enterarse de los movimientos de la gremial en El Estor, unos 300 pescadores de San Felipe formaron una asociación.

“Desde que oímos que ellos estaban protestando, rápidamente nos organizamos y los apoyamos,” dijo Junior René Bac, el vocal primero del nuevo comité de pescadores de San Felipe.

Las operaciones mineras son una preocupación para los pescadores de San Felipe, pero también lo es el uso de agroquímicos en las plantaciones de monocultivos que rodean el lago, dijo.

“La formación del comité es para que nos escuchen, que el Lago de Izabal está siendo afectado por la compañía CGN, está siendo afectado por estas empresas que están aquí terrestres, que son la caña, el banano, la palma, y otras,” manifestó Bac.

“Nosotros hablamos pero no nos escuchan,” dijo.

Ya han luchado para que se pararan los trabajos de exploración de petróleo en Izabal que hizo la Shell hace años, y ahora los pescadores de San Felipe se han organizado para protestar la contaminación del lago y para apoyar a la gremial de El Estor. Desde San Felipe se apoya la demanda de la gremial para el cierre de la mina, afirmó Bac.

“Si se puede parar la compañía, que se pare. Eso es un punto muy delicado. Sin el lago, nosotros aquí los izabalenses no somos nada,” dijo.

Por: Nelton Rivera.

Guatemala, 26 de mayo 2017. En el juzgado Noveno de Instancia Penal de la torre de tribunales de la ciudad capital, inició el proceso penal en contra de Marco Antonio Vásquez Yac, Bernardo Ernesto Sacayón Solval, Sebastián de León Xicay, Noé Xiloj Mejía y Julio Rocael Ruiz Ordoñez, todos custodios del militar y extranjero Alberto Rotondo Dall’orso.

Los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) son responsables de facilitar la fuga del jefe de seguridad de la empresa Minera San Rafael, subsidiaria de la empresa canadiense Tahoe Reosurces Inc.

El juzgado inició la etapa de primera declaración de los seis agentes de Santa Rosa. Este juzgado es presidido por la jueza Verónica Elizabeth Ruiz Blau. Los agentes fueron sindicados por el Ministerio Publico (MP) por los delitos de incumplimiento de deberes a los cinco agentes, y a uno de estos se le agregó el delito de evasión culposa.

Los agentes procesados estaban destacados en Santa Rosa. Fueron asignados por la PNC como custodios permanentes de Alberto Rotondo, quien se encontraba bajo prisión domiciliar en 2015 en la colonia Oakland zona 10.

“En el Tribunal Octavo de Sentencia dio inicio el juicio contra seis agentes de la PNC que en 2015 permitieron la fuga del gerente de seguridad de Minera San Rafael, que en 2013 atentó contra la vida de varios líderes comunitarios que manifestaban por el otorgamiento ilegal de la licencia minera a dicha empresa”, dijo el abogado Rafael Maldonado, querellante por CALAS en este proceso penal.

Solamente dos agentes ofrecieron su declaración ante la jueza Ruiz Blau, los otros tres se abstuvieron de hacerlo. La jueza continuará con el proceso penal el 1 de junio. En esta nueva audiencia podría resolver la sentencia y los seis agentes podrían ser condenados a 20 años de prisión, afirmó el abogado Maldonado.

A la sala de audiencias también asistieron varios comunitarios de San Rafael Las Flores víctimas de los atentados planificados por Alberto Rotondo y la empresa minera. La jueza no permitió que permanecieran dentro de la sala, argumentando el poco espacio de la misma.

Fotografía Nelton Rivera.

 

Fotografía: Carlos Benn

Poema: Luis de Lión

Si no hubiera conocido tu piel,
si tus ángeles y sus pájaros
-morenos, desde luego-
no hubieran sido acariciados por mí,
si no hubiera tocado la ternura
de sus cantos y sus arpas
y la seda de sus plumas,
seguramente,
mi mano,
esta mano
tendría la dureza
de una piedra.

Texto: Francisco Simón

Fotografías: Visita a las instalaciones de PDHSA, 8 abril 2016

En la aldea de Pojom en San Mateo Ixtatán están ocurriendo muchas hechos violentos desde que la empresa Proyectos de Desarrollo Hídricos S.A. (PDHSA) inició sus actividades. Como en otros lugares del norte de Huehuetenango, los medios corporativos representan a pueblos completos y sus problemáticas y demandas de una manera tergiversada.

Para comprender mejor lo que ha ocurrido en los últimos años en esta comunidad, Francisco Simón Francisco ha entrevistado a autoridades y a vecinos, ha consultado documentos y ha reconstruido el proceso para quienes leen Prensa Comunitaria y les interesa comprender la compleja realidad que vive el país.

En el primero de los cuatro reportajes sobre la realidad que se vive en comunidad de Pojom, desde sus protagonistas, vimos cómo fue la consulta comunitaria. En este segundo, vamos a ver cómo fue la llegda de la empresa PDHSA a la comunidad caso que presenta a la aldea Pojom y muestra cómo se realizó la Consulta Comunitaria y como todo el mundo actuaba de forma conjunta.

2. La empresa PDHSA llega a Pojom engañando y  falseando

Después de que en San Mateo Ixtatán se realizara la Consulta Comunitaria[1], la empresa Promoción de Desarrollo Hídrico S.A (PDHSA) inscribió licencias para dos plantas hidroeléctricas en este territorio: una denominada “Yalwitz” a cargo de la generadora San Andrés Sociedad Anónima y la otra denominada “Pojom II” a cargo de la generadora San Mateo Sociedad Anónima”.

La primera falacia de la Empresa en Pojom

La primera aldea a la que llegaron representantes de PDHSA fue a Pojom,  encabezados por el ingeniero Otto Manfredo Armas Oliveros, en 2009, pocos meses después de la Consulta Comunitaria. Pero nunca se identificaron como parte de esa empresa, sino que se  hicieron pasar como delegados de la Electrificación Nacional. No dijeron absolutamente nada de que era una hidroeléctrica lo que se iba a construir en la región

Estos representantes llegaron directamente con don Nicolás Francisco Tomas Gaspar, antiguo comisionado militar que había organizado la Consulta Comunitaria, quizá porque ya tenían contacto con él. En ese tiempo don Nicolás era presidente Regional de Ixquisis y representante regional ante el COMUDE, aunque la gente de las comunidades de la región no lo reconocían, pues consideraban que era autonombrado en el cargo, donde compartía intereses políticos y económicos con el alcalde municipal Andrés Alonzo.

Los representantes de la empresa dijeron que tenían varios proyectos en sus manos, y ofrecieron a las comunidades proyectos que traerían muchos beneficios y desarrollo para la aldea:

“Todas estas aldeas atrasadas, se han atrasados porque no tienen luz ¿acaso no quieren la luz? ¿Será que todo el tiempo van a estar así?, ¿quieren o no quieren el proyecto?”

Decenas de personas se confundieron y se cuestionaron entre sí: “¿Será que éste es el proyecto que nuestros comités de energía habían solicitado o es otro proyecto?” dijeron las personas al escuchar las palabras del personal de la empresa. Pero en realidad no era la energía eléctrica que había solicitado la comunidad, sino que era el proyecto de las empresas transnacionales que estaba ofreciendo don Nicolás en ese tiempo.

Don Nicolás, junto con el personal de la empresa, dijo ante los cientos de personas que fueron convocadas en ese día.

“Esa solicitud de energía eléctrica que se había hecho ya no se le dará el seguimiento, porque los encargados de la distribución de energía en Guatemala dijeron que ya no son capaces de distribuir porque la energía ya no cuenta con la capacidad para otras comunidades. Ahora lo que van hacer es la construcción de una hidroeléctrica en nuestra región para que así las comunidades tengan su propia energía. Se va a construir porque ya está autorizada”

Y el representante de la empresa, insistió:

“Hay como 29 aldeas retiradas y abandonadas en esta zona norte de San Mateo Ixtatán y a esas aldeas queremos llevar su energía con la hidroeléctrica, motivo por el cual les insisto que nos apoyen, porque si se unen y llegan a un acuerdo este proyecto será un desarrollo total de ustedes”[2]

La comunidad de Pojom y otras comunidades querían energía eléctrica, razones por las cuales se presentó solicitud ante el INDE en la ciudad capital, el Señor Nicolás, dijo que esa solicitud ya se había autorizado, pero la entidad encargada de distribuir energía eléctrica a nivel nacional no tenía la capacidad de extender mas cobertura, por eso que se iban a construir hidroeléctricas en la región para llevarles energía a todas las comunidades.  Lo que se dijo, fue que ese proyecto hidroeléctrico iba a ser donado por la Unión Europea, y no se dijo de que era empresa privada la encargada de construir, se mencionó que iba a ser donada totalmente para las comunidades en beneficio de todos y que era el momento para el aprovechamiento de los recursos hídricos, ya después las comunidades se dieron cuenta que era mentira y engaño, básicamente una estrategia para sacar firmas en beneficio de la empresa.

Si se hubiera dicho la verdad, quizá las comunidades se detuvieron a la hora de tomar decisiones, pero lamentablemente nunca se explicó a la región sobre los planes de la empresa.

La ilusión de todos fue por el término “Luz”, pero nunca se aclaró o se dijo, quienes querían que se instalara hidroeléctricas en la región, si hubiera sido así las comunidades se hubieran cuestionado primero antes de aceptar, no se habló, no se dialogó y no se negoció con las comunidades sobre la construcción

Así fue como llegó PDHSA a Pojom, engañando a las comunidades: haciéndose pasar por personal de otras dependencias, diciendo que los proyectos que habían solicitado ya no les iban a dar seguimiento, y planteando que la energía generada en la planta sería para las comunidades. Pero aún si fuera así, nunca se les dijo a cuánto se les iba a cobrar.

La negociación bajo la mesa

Para estos momentos esta empresa hidroeléctrica ya había negociado con el alcalde municipal de San Mateo Ixtatán, Andrés Alonzo, haciéndole cambiar su postura sobre las hidroeléctricas que mantenía en la Consulta Comunitaria. Además, la empresa se contactó con el señor Nicolás Francisco Tomas Gaspar de Pojom -que ya hemos visto-, con Felipe Gómez García, presidente del Consejo Comunitario de Desarrollo de la comunidad de Xapper, con el señor Andrés Alonzo de Nuevo San Mateo, y el señor Pedro Jiménez de Ixquisis.

Éstas fueron las personas que negociaron el proyecto con la empresa. Lo hicieron sin el consentimiento de las comunidades, sólo estas cinco personas que son líderes autonombrados a fines de sus propios intereses personales. Las personas mencionadas se perfilaron por la empresa con la finalidad de alcanzar una remuneración de parte de ésta para que así puedan conquistar a los líderes y los comunitarios de cada comunidad, de las 29 aldeas de la región.

Actualmente dicen que hay 23 comunidades que están afines de la empresa, pero básicamente es una estrategia de confundir a la gente. La empresa divulgó los nombres de sus simpatizantes, indicando quiénes son sus líderes en cada aldea. Estas personas mencionadas son quienes están con ellos, pero no hay tales aldeas. No hay acuerdo en Pojom, ni hay acuerdos en todas las aldeas ni la existencia de las 23 aldeas. Esto lo hicieron con la finalidad de llamar la atención ante las autoridades, ante los medios de comunicación afines de sus intereses, y ante las comunidades en general.

Los representantes seleccionaron en cada comunidad para atrapar a la gente y cooptar más simpatizantes, comenzaron a sobornar privadamente. Muchas personas de cada comunidad, poseen una forma de pensar diferente sobre la empresa, muchos se consideran como neutros, otros que no quieren identificar su posición si en contra de la empresa o a favor de ésta, debido a la criminalización y persecución que se vive en la actualidad.

Por eso muchas personas de las comunidades, de Derechos Humanos, ONGS nacionales y ONGS Internacional y el mismo sacerdote de la iglesia católica, el padre Matxhun han dicho y concuerdan que por estas cinco personas hay un gran problema y una gran división no sólo en Pojom sino en toda la región.

El desarrollo que prometieron: deforestación y contaminación

Años después  de estas visitas, en 2011, las comunidades se enteraron de que lo que se estaba construyendo era una hidroeléctrica transnacional, autorizada por el alcalde municipal Andrés Alonzo y que estaba a cargo de la empresa Promoción de Desarrollo Hídrico, S.A. Ya estando dentro de la región, comenzaron a identificarse como “PDH”.

Cuando llegó a Pojom y a otras aldeas, la empresa se comprometió a que todas las necesidades comunitarias se iban a mejorar, tanto infraestructura de escuelas, sala de computación, la infraestructura de salud, compra de medicamentos y jornadas medicas constantes, el mantenimiento, y el mejoramiento para la carretera pavimentada y otras ayudas para las personas. Iban a dar apoyo económico para contratar maestros, para mejor la calidad educativa, se comprometieron con muchas cosas.

Ahora se ve que sólo fueron mentiras, lo único que están haciendo es dedicarse totalmente a la construcción de la hidroeléctrica y se han olvidado de sus promesas. Aunque en algunas aldeas han dado apoyo económico, como el pago de maestros de Institutos Básicos como lo hacen en Yalanwitz, pocas veces con jornadas medicas en algunas aldeas como lo hacen en la aldea Platanar, el cumplimento de las promesas de la empresa han sido mediáticos, el apoyo ya no está llegando constantemente y carecen de una política que realmente atienda las necesidades más humanitarias según acuerdos acordados con la municipalidad cuando se dieron la autorización de construcción.

El ejemplo claro de los engaños de esta empresa fue el compromiso con la aldea de Yul Ch´en Frontera. Los hermanos de esta aldea se han acercado a la empresa por las falsas promesas, las empresas han sido incapaces de responder las necesidades de las comunidades, tal es el caso del agua potable que comprometieron a la aldea, llegaron personal de la empresa en esta aldea para un plan de estudio sobre cuántas personas se verán beneficiadas, pero desde allí se quedaron, ya no siguieron dando el seguimiento a ese proyecto.

Pero lo peor es que dijeron que era un proyecto que traería beneficio en el futuro. Y lo que estamos viendo es cómo están talando los árboles, las comunidades son testigos del desvío del Río Negro, en el cual murieron los animales acuáticos, como tortugas, camarones, cangrejos y peces. Se está viendo que están contaminando el rio por todo lo que expulsan las grandes maquinarias.

Hasta la fecha no hay avance en desarrollo, sólo hay avance por el saqueo de los recursos naturales por esta empresa.

La llegada de las hidroeléctricas en Pojom, nuevo escenario de la división comunitaria

Las personas afines de la empresa dicen que todo está bien, que no están dañando. Ellos no dicen la verdad porque la empresa les paga para callarse, dicen que se sienten agradecidos y contentos porque antes se sentían humillados, olvidados y alaban la presencia de esta empresa porque según ellos les traería grandes desarrollos, pero realmente no están conociendo la verdad.

Fueron estas razones por las cuales surgió la división social y comunitaria no solo en Pojom sino en todas las aldeas de la región Norte de San Mateo Ixtatán, como se describirá en el siguiente reportaje. Hay personas que se vincularon con la empresa desde ese tiempo, ya tienen bien fundamentado la ideología de la empresa y por el dinero que se les dio. Los que no aceptaron el dinero ni recibieron dinero, se mantuvieron firmes hasta el día de hoy en defensa de la tierra, del agua, del rio y de recursos naturales.

  

[1]Ver el reportaje anterior Pojom, la historia de una agresión: la consulta comunitaria

[2] Entrevista a Francisco Francisco Mateo, ex alcalde comunitario de la aldea Pojom, 2011

Publicado 21 de junio de 2016

 

 

Texto y fotografías: Francisco Simón

En la aldea de Pojom en San Mateo Ixtatán están ocurriendo muchas hechos violentos desde que la empresa Proyectos de Desarrollo Hídricos S.A. (PDHSA) inició sus actividades. Como en otros lugares del norte de Huehuetenango, los medios corporativos representan a pueblos completos y sus problemáticas y demandas de una manera tergiversada.

Para comprender mejor lo que ha ocurrido en los últimos años en esta comunidad, Francisco Simón Francisco ha entrevistado a autoridades y a vecinos, ha consultado documentos y ha reconstruido el proceso para quienes leen Prensa Comunitaria y les interesa comprender las compleja realidad que vive el país.

Este es el primero de cuatro reportajes sobre la realidad que se vive en comunidad de Pojom, desde sus protagonistas. En este caso que presenta a la aldea Pojom y muestra cómo se realizó la Consulta Comunitaria y como todo el mundo actuaba de forma conjunta.

1.La Consulta Comunitaria: Unidad social en la comunidad

Consulta comunitaria en Pojom, San Mateo Ixtatán, 21 de mayo 2009

La aldea Pojom, su realidad actual

Pojom es una de las 59 aldeas del municipio de San Mateo Ixtatán. Con sus 4200 habitantes, de todas sus comunidades es la más grande de  la zona Norte del Municipio. Limita al norte con la frontera de México y al este con el municipio de Santa Cruz Barillas, Huehuetenango. Es la única aldea de San Mateo formada totalmente por población Q´anjob´al, de origen en Jolom Konob´ (Santa Eulalia). Su agricultura se basa en el cultivo del café y cardamomo como principal ingreso local y familiar. La mayoría de la comunidad se dedica al cultivo de maíz y el frijol, por eso el agua es fundamental para una sociedad agricultora.

La economía de la aldea también se sustenta por las remesas familiares que ingresan constantemente, resultado de varias décadas de migración forzada hacia México, los Estados Unidos y la capital. Cientos de ellos están asentados en Playa del Carmen, Quintana Roo, México y  en diferentes estados de los Estados Unidos, en un primer momento migraron por la represión del Estado durante la guerra, luego las condiciones de pobreza fueron el detonante para continuar migrando.

Las comunidades manifiestan la ausencia de una política pública del Estado que atienda sus necesidades sociales. El centro de Salud denominado Casa Materna “Clínica Vivir en Amor” fue construido en 2006, y buena parte del personal es pagado por una institución de Bélgica. El Instituto Básico comenzó a funcionar en el año 2009 también fue construido con apoyo económico de personas belgas. Aunque es un Instituto Básico Nacional no  cuenta con maestro presupuestado por parte del Estado. Los cuatro maestros que atienden a los  92 alumnos trabajan por contrato.

Pojom cuenta con escuelas para el nivel primario, pero desafortunadamente los 14 maestros presupuestados son insuficientes para la necesaria formación académica de los 670 niños que acuden a ellas y la presencia del Estado representada por la fuerza pública no garantiza la seguridad ciudadana.

 Lo que la guerra gana, la gente pierde

Durante el periodo que más afecto la región durante conflicto armado ocurrido fue durante los años de 1980 a 1982, de los 36 años que ésta duró, la aldea sufrió una crisis social por la represión del Estado guatemalteco encabezado por la fuerza militar en compañía de los comisionados. Hubo siete desaparecidos, torturados y asesinados por su supuesta vinculación con el Ejército Guerrillero de los  Pobres EGP, una de las guerrillas que surgió en el país.

Después de que fueron desaparecidos sus esposas fueron violadas por comisionados militares. Debido a las circunstancias que ocurrían en esa época decenas de personas tuvieron que asilarse en el Estado de Chiapas México, huyendo de las listas de los comisionados y oficiales S2, también huyendo de las masacres. Varios de ellos retornaron para recuperar sus tierras en Pojom y otros se quedaron en Chiapas debido al miedo, temor y esa vivencia de terror que vivieron durante la guerra.

En la situación que se vive en la actualidad, con represión y criminalización –como describiremos en otra entrega de esta serie- hay gente que reconoce las situaciones se siguen dando. Recuerdan que el ejército y los comisionados militares los acusaron como guerrilleros. Hoy en la actualidad los comunitarios son insultados, son considerados como “bochincheros”, y acusados de “guerrilleros” por oponerse a la construcción de la hidroeléctrica en la región de Ixquisis. Muchas veces considerados como  “tapacaminos“ solo por oponerse a la militarización en la región y otras veces como “locos” según la empresa porque nada quieren y porque según esta que ellos no quieren desarrollo.

El ejército nunca se desmovilizó de esta zona, a pesar de la firma de los acuerdos de Paz en 1996, en la aldea de YixKisis volvieron a instalar el destacamento militar, el mismo que funcionó durante el conflicto armado, en ese mismo lugar la empresa PDHSA tiene sus instalaciones y ahí mismo esta el destacamento militar, protegen a los trabajadores de la empresa, los comunitarios denunciaron que incluso tienen conocimiento de un grupo paramilitar que actúa para dañar a los vecinos opuestos a la hidroeléctrica y nada hacen para detenerlos.

La Consulta Comunitaria: características históricas y legales

Desde el año 2005, los pueblos indígenas, dueños legítimos de sus tierras, se levantaron en resistencia ante las amenazas del capitalismo implementado por capitales transnacionales y apoyados por las instituciones del Estado con mecanismos de despojo, criminalización, impunidad y la división comunitaria. Las comunidades indígenas y mestizas pobres y los pueblos se mostraron dispuestos a defender lo que les queda de sus territorios y sus derechos con los mecanismos que la historia, la legalidad y su propia voluntad les proporcionan. [1]

Ante estas estrategias de las empresas y el Estado, los pueblos indígenas y mestizos, se organizan con el respaldo de sus autoridades ancestrales, municipales y basándose en el marco de la legalidad garante de sus derechos fundamentadas en el Convenio 169 de la OIT sobre Derechos de los Pueblos Indígenas[2], en la Declaración de Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, en el Código Municipal y en la Ley de Consejos de Desarrollo. Estas leyes y convenios establecen la obligación del Estado guatemalteco de garantizar la participación de las comunidades en la toma de decisiones sobre asuntos que afectan los medios de vida, el territorio y la cultura de los pueblos.

Más de 80 consultas se han realizado desde el año 2005 hasta el 2016, siendo uno de los mecanismos de información, consulta y toma de decisión que las comunidades y pueblos siguen ejerciendo para enfrentar la imposición arbitraria e ilegitima de las empresas, gobiernos y grupos económicos vinculados al modelo extractivo.

La Consulta en San Mateo Ixtatán

Andrés Alonso Pascual, originario de la aldea Bulej, maya-hablante Chuj, fue alcalde municipal de San Mateo Ixtatán entre 2004 a 2008 por el partido Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca URNG y posteriormente por el mismo partido en el periodo 2008-2012.

Parte de su gestión como alcalde fue la organización municipal para la Consulta Comunitaria con los habitantes de las 59 aldeas y 7 caseríos que conforman el Municipio. Se llevó a cabo un día jueves, 21 de mayo del año 2009 y participaron 25,646 personas, el resultado fue contundente, el 99% de la població rechazó los proyectos extractivos, mineros e hidroeléctricos.

El alcalde municipal no estaba de acuerdo para la explotación de los recursos naturales, mucho menos para la autorización de hidroeléctricas transnacionales en el municipio, según él porque la ideología de su partido no compartía los intereses empresariales, a menos que las empresas fueran administradas por la comunidad. Se organizó junto a las comunidades para oponerse a la presencia de empresas mineras e hidroeléctricas en territorio Chuj.

Motivó a  las comunidades a organizarse. Las comunidades aceptaron el mandato del señor alcalde municipal, le dijeron que está bien y le dieron importancia a la organización para la consulta de la buena fe. El día de la consulta comunitaria todos dijeron “NO A LA MINERA, y “NO A LOS PROYECTOS TRANSNACIONALES” en el territorio Chuj.

¿Cómo fue la Consulta en Pojom?

En la aldea Pojom la consulta comunitaria fue organizada por el alcalde municipal junto al señor Nicolás Francisco Tomás Gaspar, ex comisionado Militar, Presidente del COCODE, Presidente Regional y Representante de la Región ante el COMUDE, acompañado por la coordinación y apoyo de los maestros de la Escuela Oficial Rural Mixta Aldea Pojom.

La gente de la aldea relata que la consulta fue iniciativa del señor alcalde municipal para impedir la entrada de las empresas petroleras, mineras e hídricas en el territorio Chuj. Mostraba el rechazo rotundo de las comunidades ante la explotación minera en su territorio, en especial en la región Norte de San Mateo Ixtatán.

“Todos los niños de la escuela primaria y todas las personas de Pojom van a decir que tanto minería u otros nos afectaran, la minería la llevaran las grandes personas que vienen de otros países, razones por la cuales todos vamos a decir que no a la explotación de los recursos, porque nadie quiere que afectan la comunidad y la tierra guatemalteca” enfatizó el señor Nicolás Francisco Tomás Gaspar

Por otro lado cuentan que el aviso surgió desde diversos municipios y llegó hasta San Mateo para luego realizarla con las comunidades. No sólo era San Mateo Ixtatán el municipio donde se llevaría la consulta, sino que también en las comunidades de otros municipios de Huehuetenango, harán lo mismo, todos con el lema: “No queremos minería en nuestro territorio”.

Fue así como se organizó la consulta comunitaria promovida por don Nicolás y el apoyo de los maestros. Cuando se realizó el día 21 de mayo de 2009, tanto personas de la tercera edad, mujeres, hombres, señores, señoras, niños y toda la comunidad, ninguno dijo si a la minería. Al contrario, todas se manifestaron en contra en ese tiempo.

Cuando se realizó la consulta comunitaria en Pojom no había división comunitaria, las decisiones se tomaban en colectivo, se reflejaba el consenso entre los comunitarios, había unidad entre las personas, fue por la unidad que se logró el rechazo a la minera. Luego con la instalación de la empresa, llego la división comunitaria, se instaló nuevamente el discurso contrainsurgente para criminalizar a la población en oposición de la empresa y Nicolás Francisco Tomás Gaspar volvió a jugar el papel represivo que jugó en la guerra.

La satisfacción de las comunidades

Después de la Consulta, los comunitarios indicaron que desde hace varios años se había iniciado el proceso para realizar la consulta de buena fe. Por ello resaltaron como un día histórico el jueves 21 de mayo, ya que después de enfrentar algunos obstáculos los habitantes a través de un acto de buena fe indicaron no aceptar ningún trabajo extractivo en sus comunidades. Asimismo señalaron que la lucha de todos los pobladores se basa en que las empresas transnacionales no destruyan lo que a los habitantes les pertenece, al referirse a su tierra y territorio así como la riqueza natural.

El Alcalde Municipal de San Mateo Ixtatán refirió que en la consulta de buena fe participaron más de cincuenta observadores nacionales e internacionales quienes fueron testigos de la participación de los habitantes al decir un no a los trabajos de exploración y explotación de minería a cielo abierto en el territorio. Asimismo indicó que en reunión entre los integrantes del Consejos Comunitarios de Desarrollo (COCODES) y del Consejo Municipal de Desarrollo (COMUDES) se decidirá cuándo entregarán los resultados de la Consulta de Buena Fe a autoridades Nacionales en la Ciudad capital.

El Alcalde Andrés Alonzo Pascual indicó que la consulta se llevó a cabo a solicitud de los pobladores, y en base al convenio 169 de la OIT donde señala que los pueblos indígenas deben ser consultados previamente sobre las medidas administrativas que afecten sus derechos e intereses. Refirió que es la población quien decide qué quiere y qué no quiere en su territorio. Por ello hizo un llamado a las autoridades nacionales a respetar la decisión de los habitantes. Así mismo enfatizó que exige se haga respetar la decisión del pueblo, al mencionar que ya se firmó la paz en Guatemala y que en ningún momento desean enfrentamientos por no respetar la decisión del pueblo de San Mateo Ixtatán. [3]

No se ha respetado la Consulta Comunitaria en San Mateo Ixtatàn

La consulta comunitaria realizada el año 2009, en donde las comunidades manifestaron su oposición a la explotación de sus recursos naturales, no se ha respetado. Las empresas están explotando las tierras, están destruyendo los ríos que de eso dependen muchas comunidades, con ellas cientos de miles de personas y que por cientos de años han estado viviendo aquí. Las comunidades recuerdan que gracias a sus antepasados lucharon por la unidad, y por el esfuerzo de todos obtuvieron este pedazo de tierra para vivir y que es lo poco que tienen. Las empresas están destruyendo a pesar de que las comunidades han dicho que no a todo tipo de imposición de proyecto nacional o transnacional.

¿Entonces por qué no respetan las decisiones? Aquí se refleja claramente la impunidad de las empresas respaldadas por una fuerza pública del Estado que se ha prestado para servir a las empresas en contra de las comunidades.

Las preguntas que se hacen las comunidades son: ¿Acaso los que vivimos aquí no son humanos? ¿Acaso no son guatemaltecos? ¿Acaso no nos protege la Constitución Política?

Las comunidades indican que para las empresas no hay pueblos indígenas; afirman que están hablando de “desarrollo”; pero según ellos, los comunitarios, eso es una mentira total, ese desarrollo del que hablan estas empresas es una falsedad, una forma de manipular y engañar a las comunidades, con ese “desarrollo” llegaron con la invasión española 500 años atrás.

La consulta fue plasmada en papel, fue evidente la participación de las comunidades en ese año, pero para las empresas no vale nada, negocian detrás de las comunidades con las autoridades administrativas para sus proyectos y proyectos de otros países; siendo las comunidades los ciudadanos y pueblos nativos de esta región y manifiestan que van a seguir luchando en defensa de los recursos porque según ellos que su voz es autentica y tiene que ser respetada.

Todos los acuerdos documentados en ese tiempo no se respetan, y para que todo se respeta las personas como pueblos deben estar unidos para demostrar esa inconformidad ante estas empresas y ante las autoridades que los autorizó. Las comunidades en mayo 2016 celebrarán el aniversario siete de la consulta comunitaria.

PRÓXIMA ENTREGA: “La empresa llega a Pojom engañando y falseando”

Notas

[1]https://www.academia.edu/7263587/DIN%C3%81MICAS_DE_DESPOJO_Y_RESISTENCIA_EN_GUATEMALA_DIN%C3%81MICAS_DE_DESPOJO_Y_RESISTENCIA_EN_GUATEMALA_Comunidades_Estado_y_empresas

[2] Acerca del Reglamento para el proceso de Consultas del Convenio 169

[3] http://www.conflictosmineros.net/contenidos/15-guatemala/4790-4790

Publicado el 12 de mayo de 2016

 

#Ahorita

TweetsPC

FacebookPC

Publicaciones