Por: José Pablo Chumil.

Miembros del Consejo de Desarrollo Campesino -CODECA- anunciaron su participación en el Paro Nacional convocado para el 20 de septiembre de este año, en el cual se sumarán con múltiples manifestaciones en varios Departamentos del territorio nacional.

Según Neftalí López, miembro de la organización, enfatizó que se sumarán más de cien mil manifestantes simpatizantes del movimiento campesino; agregó que en la Ciudad de Guatemala se movilizarán un poco más de cincuenta mil personas pertenecientes a CODECA.

También recalcó que la petición de renuncia del presidente Jimmy Morales ha sido una de las demandas de la organización desde el año 2016.

Erika Martínez perteneciente a dicha organización dio a conocer los motivos por lo que se movilizarán, entre ellos destacó:

  1. La petición al presidente Jimmy Morales para que renuncie al cargo.
  2. La depuración del Congreso de la Republica por las Reformas al Código Penal la semana pasada #PactoDeCorruptos.
  3. Que avancen las investigaciones en el Caso Oderbrecht.

Y por la integración de una Asamblea Plurinacional Constituyente para el país.

Por: Carlos Ernesto Cano

Te levantás un jueves y te disponés a ir al hemiciclo parlamentario, llamás a uno de tus varios asistentes para que te lleven el desayuno a la oficina de tu bancada, en el trayecto de tu casa a la oficina parlamentaria, le das unas cuantas monedas a un niño que pide dinero bajo un semáforo.

Ya en la bancada te limpiás el resto de comida, que ha caído sobre tu traje Armani, con varios rollos de billetes de a cien que te han llevado unos señores entacuchados. Esos billetes son producto de varias veces que has votado a favor de las leyes que les benefician a esos señores entacuchados, tales como: la “ley Monsanto”,  la “ley ganadera” la “ley Tigo”, entre otras.  Ya en el pleno legislativo, de la manera más vulgar y más burda votás en favor de varias leyes para aprobar: la esclavitud, la trata de blancas, las violaciones sexuales, el racismo, el clasismo, los “escuadrones de la muerte”, que la jornada laboral dure 14 horas, la pena de muerte, entre otras aberraciones sociales.

Al finalizar el día llegás a tu casa, le rezás a Dios y le pedís abundancia y sabiduría para que sigás legislando a favor de pederastas, narcos, pastores de iglesias evangélicas, oligarcas y militares. En fin, pedís por una infinidad de bendiciones para vos, tu familia y tu bancada…

Por: Plataforma Agraria, Honduras.

Bajo, Aguán Tocoa, Colon 14 septiembre 2017: Esta mañana se realizó en los Juzgados de Letras de Tocoa la  audiencia inicial del compañero Salvador Enrique  miembro de la Empresa Asociativa Campesina Unidos de la Mano, quien fue detenido ayer en su casa de habitación por el supuesto delito de usurpación.

Enrique fue puesto en libertad condicional bajo las medidas  prohibición de salir del país, firmar cada 15 días en los juzgados de Saba Colon, la prohibición de acercarse a la propiedad en recuperación y a las personas que lo acusaron de usurpación, pero estos no son propietarios de la tierra.

Según manifiestan miembros de la empresa campesina desde horas tempranas,  estuvieron  siendo chantajeados por el sub- inspector de la DPI Carlos Alberto Barrera quien les manifestaba que a cambio de la libertad de Enrique debían desalojar la tierra que ocupan desde el pasado 28 de agosto, de hacer  lo contrario este iría a prisión en Trujillo.

Al momento de salir en libertad Enrique fue traslado en una patrulla hasta su comunidad en compañía del sub- inspector Barrera  quien solicito la presencia de  Pablo Salvador Enrique, Fredy Anoldo Guevara y Dennis Karin Guevara miembros de la Empresa Campesina Unidos de la Mano sobre quienes cae una  orden de captura por el supuesto delito de usurpación. Según manifestó Barrera estos iban a ser detenidos por 24 horas como una forma de presión para que las familias desalojaran las tierras.

Hasta el momento no existe ninguna orden de desalojo debido a que el ex coronel Juan Ramón Bustillo que es quien ha puesto la denuncia por usurpación  no es el propietario de la tierra. Las familias campesinas reiteran la posesión de las tierras argumentadas en que estas fueron destinadas para procesos de reforma agraria en 1970.

Luego de la visita del sub-inspector  Barrera, llego al lugar el  ex coronel Bustillo junto a una patrulla policial de Saba, con el fin intimidar a las familias que ocupan las tierras.

Pedimos a las organizaciones sociales, populares y  defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales a estar pendientes de que se les respete la posesión de las tierras a las familias campesinas de la Empresa Campesina Unidos de la Mano, la Empresa Campesina Gregorio Chávez  y la Empresa Campesina Palo Verde.

Texto y fotografías: Marielos Saquimux

El sábado 16 de septiembre, el grupo  de mujeres “Juntas somos más fuertes” decidieron reunirse llenas de indignación y rabia al enterarse que habían encontrado el cuerpo  de Mara Fernanda Castilla Miranda de 19 años, después de abordar un taxi del servicio Cabify en la capital de Puebla, al sur de Ciudad de México.. Llegaron alrededor de 400 personas con pancartas, pues las personas están preocupadas por los asesinatos a mujeres.

Mónica Peña, que es parte del grupo nos comentó que “este es un grupo de amigas que surgió hace 6 meses, nos conocemos, nos cuidamos, tratamos de apoyarnos y decidimos hacer una reunión frente a casa Guayo, donde está la casa de gobierno, y el gobernador despacha, lo hicimos de manera simbólica porque él es el responsable de nuestra seguridad. Puebla necesita una alerta de género, vamos 83 mujeres asesinadas en lo que va del año.”

¡De noche o de día, desnudas o vestidas, en la cama o en la calle, que respeten nuestras vidas!

Fotografía: Nelton Rivera

Por: Marcelo Colussi

mmcolussi@gmail.com,

https://www.facebook.com/marcelo.colussi.33

Guatemala está en crisis política, siendo la corrupción el punto a partir del cual aquélla se ha desatado. La corrupción, sin embargo, es un fenómeno antiguo, tan viejo como el Estado nacional mismo. O más antiguo aún: viene de la época colonial (compraventa de títulos nobiliarios, prebendas y favores a espaldas de la Corona, negociación de comisiones), producto de un imperio más basado en la producción agraria-feudal y el parasitismo (Reino de España) que en la ética del trabajo (ascendentes países industrializados anglosajones). Esa marca originaria persiste al día de hoy, en Guatemala como en toda América Latina.

El manejo corrupto de los asuntos públicos no se inventó aquí ni es cosa de estos últimos gobiernos: tiene una larga historia planetaria. En todo caso, la corrupción debe entenderse como un fenómeno humano (ello no significa “natural”, marcado genéticamente, sino producto de la socialización), en buena medida asociado a la idea de propiedad privada. De todos modos, el “Hecha la ley, hecha la trampa” implica que la humanización siempre conlleva la transgresión como una posibilidad. ¿Quién de los que está leyendo este opúsculo no “pisteó”** alguna vez, no copió en un examen ni se “echó una canita al aire”?

Lo cierto es que el manejo discrecional de la cosa pública ha venido teniendo un cambio dramático en estas últimas décadas. A la luz del Estado contrainsurgente que se generó en el marco de la Guerra Fría y el combate frontal contra el comunismo y toda forma de organización popular, el ejército cobró un papel protagónico. La oligarquía tradicional y el gobierno de Estados Unidos (verdaderos dueños del poder en el país) delegaron en las fuerzas armadas la misión de “poner la casa en orden” ante el surgimiento de un movimiento revolucionario armado y su expansión, fundamentalmente con la población maya del Altiplano Occidental. De ahí el genocidio cometido.

En esa guerra sin par contra el movimiento insurgente (con cárceles clandestinas, desaparición forzada de personas, torturas y masacres de “tierra arrasada”), el ejército fue ganando un poder desmedido. De hecho, llegó a ser un Estado dentro del Estado, con una enorme cuota de poder económico, y por tanto político. Terminada la guerra en 1996, si bien oficialmente se adecuó a las nuevas circunstancias con una fuerte reducción de su presupuesto, no perdió todo el poder acumulado durante décadas de impunidad. Los vasos comunicantes con infinidad de estructuras paramilitares non sanctas se mantuvieron.

Esas formaciones –ligadas a ex militares devenidos empresarios– son las que se fueron conociendo como “poderes ocultos”: “Red informal y amorfa de individuos poderosos de Guatemala que se sirven de sus posiciones y contactos en los sectores público y privado para enriquecerse a través de actividades ilegales y protegerse ante la persecución de los delitos que cometen.”[1]. O: “Fuerzas ilegales que han existido por décadas enteras y siempre, a veces más a veces menos, han ejercido el poder real en forma paralela, a la sombra del poder formal del Estado”[2]. Lo cierto es que esas estructuras, nacidas y crecidas en la más absoluta impunidad, acostumbradas a manejarse a punta de pistola, ideológicamente ultraconservadoras y profundamente anticomunistas, han ido constituyéndose en una mafia intocable. Sus negocios tienen que ver con lo ilegal: crimen organizado, narcoactividad, contrabando, tráfico de personas, de armas, de maderas finas en el Petén, contratos corruptos con el Estado. Los vínculos con las maras no dejan de estar presentes. Esos grupos son los que financian partidos políticos y, por tanto, tienen crecientes cuotas de poder.

El Congreso es un campo donde estas mafias mantienen importantes vínculos. Eso es lo que se está viendo con la actual crisis política. La presencia de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), de la Organización de Naciones Unidas (ONU), constituye una alarma encendida para los grupos corruptos, de ahí su imperiosa necesidad de desembarazarse de “molestas” investigaciones. Lo que se está viendo es la escenificación de una lucha entre el proyecto de “modernización” políticamente correcto para el área centroamericana que impulsa Washington y la resistencia a morir de esos poderes ocultos. Es de esperarse que la población indignada en la calle pueda lograr neutralizar a estas mafias. Y también: ¡ir más allá del proyecto de renovación cosmética de la lucha anticorrupción! De ahí que urge una Asamblea Plurinacional Constituyente para comenzar algo nuevo, depurando la desgastada y aborrecida clase política actual.

* Material aparecido originalmente en Plaza Pública el 18/9/17.

** Pisto significa dinero en lenguaje popular, y pistear es sobornar.

[1] Peacock, S. y Beltrán, A. (2006) “Poderes ocultos. Grupos ilegales armados en la Guatemala post conflicto y las fuerzas detrás de ellos”. Washington: WOLA.

[2] Robles Montoya, J. (2002) “El ‘Poder Oculto’”. Guatemala: Fundación Myrna Mack.

La sociedad civil, el movimiento social del Ixcán, estudiantes universitarios y sus más de 190 comunidades

Nos dirigimos al Pueblo del departamento del Quiché y Guatemala para expresarles que: Ixcán se une al Paro Nacional del 20 de septiembre.

Así mismo

Repudiamos y condenamos todos los actos de represión y violencia cometidos por el Estado de Guatemala hacia quienes nos manifestamos pacíficamente en contra de “la institucionalización de la corrupción” y que además, fueron tildados de terroristas por los mismos diputados y el gobierno central

EXIGIMOS

PRIMERO: la depuración del Congreso de la República

SEGUNDO: la renuncia de Javier Hernández, Delia Bac, Orlando Blanco, Alejandro Carrillo por ser lo que presentaron el pacto de la corrupción.

Así mismo declaramos que los diputados por el departamento del Quiché no nos representan y exigimos la renuncia inmediata de:

Estuardo Galdámez

Carlos Enrique Maldonado

Dalio José Berreondo Zavala

Ferdy Ramón Elías Velásquez

Jorge Leonel Arévalo Canales

Oscar Armando Quintanilla

Marco Antonio Lemus Salguero

Eduardo Cruz Gómez Raymundo.

¡RENUNCIEN!

TERCERO: que se le retire la inmunidad al presidente Jimmy Morales

CUARTO: aprobación de las reformas a la ley electoral y de partidos políticos. Y priorizar las leyes que incentiven el desarrollo de Guatemala para iniciar con la transformación del Estado. Invitamos a toda la población del departamento del Quiché y al pueblo de Guatemala en general, obreros, campesinos, iglesias, comerciantes, maestros, estudiantes, a alzar la voz todos juntos y acompañar la marcha pacífica del 20 de septiembre.

Hacemos un llamado a los compañeros docentes sobre el papel tan importante en la sociedad dentro de las aulas y fuera de ellas. Volvamos a retomar nuestras raíces, nos debemos al pueblo, ejerzamos nuestro liderazgo de manera positiva. Luchemos por un futuro mejor y para liberar a Guatemala de los grupos de poder que lo han cooptado y convertido en un nicho de corruptos.

Ixcán, Quiché, 18 de septiembre de 2017.

 

Por: Andrea Ixchíu Hernández

En un comunicado emitido en español y francés ciudadanos guatemaltecos y organizaciones amigas de Guatemala en Francia y Suiza manifiestan su posición ante la crisis política que atraviesa el país.

Manifiestan su respaldo al trabajo realizado por el Ministerio Público y la CICIG, así como también manifiestan su preocupación a violaciones de derechos humanos contra la población que se manifiesta en las calles.

Descargue en PDF:

https://es.scribd.com/document/359249588/Comunicado-Crisis-Guatemala-ESP

 

 

Texto y fotografías: El Paisano Petenero

A más de 30km del casería Chicozapote, donde fue localizada y detonada una bomba en Sayaxché, Petén, se escuchó el estallido de un peligroso artefacto que fue accionado de manera controlada por elementos de la Policía Nacional Civil (PNC), luego que fuese localizada por un pescador en la laguna Las Pozas.

La jornada de pesca en la tarde del sábado, cambió para un vecino del caserío Chicozapote cuando se sumergió al agua para arponear y se encontró con un artefacto altamente peligroso del tiempo del Conflicto Armado Interno CAI).

Un experto de la División de Armas y Explosivos (DIDAE) de la PNC que llegó desde la ciudad capital por el hallazgo, indicó que se trata de un proyectil o granada de mortero de 81mm con un alcance de destrucción de 25 metros en el área de acción y que se presume tenga más de dos décadas de estar bajo el agua.

Ante esta argumentación, Luis Gálvez, indicó que tiene 45 años de vivir en Chicozapote y recuerda que en 1985, un helicóptero y una avioneta militar bombardearon el sector donde fue localizado el explosivo.

“No sé si fue desde esa ocasión que quedó ahí en el agua la bomba, pero sí recuerdo que en el lado de la laguna donde fue localizada, antes era zona hostil incluso para nosotros los civiles en el tiempo de la guerra, porque en varias ocasiones hubo bombardeos” concluyó Gálvez.
 

Imagen:facebook.com/EscuintlaNews/

Por: Carlos Fernández

@carlosfercid

Los medios de comunicación tradicional en Guatemala han jugado un papel importante para la preservación del sistema. Por lustros, permanecieron unidos en comunidad de gananciales y eso para nadie es un secreto.  De esa cuenta, en páginas de diarios, estaciones radiales y televisivas las puertas para la “libre emisión del pensamiento”, permanecieron abiertas para aquellos que estuvieran al servicio de los poderes fácticos.  Si no me cree, vaya  a la Hemeroteca Nacional e investigue el tipo de publicaciones que se plasmaron en las décadas del conflicto armado. Crímenes de lesa humanidad que ocurrían en diferentes departamentos del país, fueron tratados con una lisura periodística que provoca nauseas.  Importante es reconocer, que muchos periodistas no se prestaron al juego, y por ello fueron perseguidos, secuestrados y desaparecidos.  El precio por denunciar la barbarie, expoliación, corrupción o abusos de las mafias corporativas, siempre ha sido alto aún en nuestro días.  Pero estas personas con ética periodística y altos valores humanos fueron la excepción y no la norma.

Aún con ello, los medios eran parte del pacto, el cual se fue perfeccionado para tener control de los contenidos por ejemplo, a los que por décadas las y los guatemaltecos en los canales de televisión nacional, tuvimos acceso.  Los medios escritos llegan a una élite lecto-escritora, pero la televisión o la radio, tienen mayor posibilidad de orientar la opinión pública.  Por ello, no es casual que los medios de comunicación televisivos fueran otorgados en eternos usufructos a Ángel González, un empresario mexicano nacionalizado guatemalteco.  Empresario que también es dueño de medios de comunicación en otros países de Centro y Sudamérica, en donde ha mantenido el mismo esquema empresarial poco transparente.

El poder de Ángel González y sus televisoras en Guatemala, fue construido por una larga cadena de favores a todos los partidos políticos quienes accedieron a espacios publicitarios cuyo “único” costo, fue mantener el usufructo en manos de González.  Una relación perversa, perfeccionada por décadas y mantenida por las utilidades que un sistema corrupto permitió de manera constante a ambas partes.  Para muestra de lo anterior, es necesario leer el informe presentado por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), en donde detalla los mecanismos por lo que ha operado este pacto.

Lo anterior, es un breve resumen, pero sirve para entender la campaña de difamación emprendida por los canales nacionales 3, 7, 11, 13, 23, incluida Radio Cadena Sonora, medios de González, que se han prestado al ataque y difamación de las protestas ciudadanas, desencadenadas por la intentona de los diputados al Congreso de la República de aprobar un #PactoDeCorruptos el pasado 13 de septiembre.

Albavisión, en las protestas de 2015, también jugó un papel de desinformación y servil al deteriorado régimen de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti. En ese momento, como ahora, dedicaron largas horas de tiempo de aire, para demeritar las manifestaciones que ocurrían en la Plaza Central, tildándolas de violentas y de ser manejadas por poderes oscuros para desestabilizar el país.

La derecha guatemalteca es asidua en señalar que en países socialistas, los medios de comunicación se prestan a los intereses del gobierno, pero nada dicen de la función que Albavisión ha jugado durante décadas para mantener la desinformación en el país.   En Cuba, la televisión al menos imparte contenidos para educar y sensibilizar a su población.  En Guatemala, los canales nacionales se han caracterizado por su vocación de priorizar programas como Combate en horario estelar por ejemplo.

El Gobierno de Jimmy Morales, en conjunto con los canales nacionales, han montado una clara estrategia de desinformación, tomando eventos ocurridos el pasado 14 de septiembre en el Parque Central, mostrando imágenes con la clara intención de criminalizar las protestas pacíficas.  Entre las miles de muestras de solidaridad, respeto, empatía y participación ciudadana responsable, han decidido tomar imágenes de incidentes aislados y que fueron contenidos por los mismo manifestantes que llamaron a la cordura y de manera ejemplar, ordenaron lo que otros en la emoción del momento, tiraron al suelo.  Entiendo que sillas, pódium  y unas vallas tiradas al suelo son lejanas a un escenario idílico de manifestación pacífica, pero tampoco son el fin del mundo. Caso distinto es el del individuo que agredió al director de la Policía Nacional Civil (PNC), persona se supone por información oficial, ha sido capturada y a quien deben deducir responsabilidades como corresponda.

La estrategia de desinformación que opera actualmente para deslegitimar y evitar a toda costa que el #ParoNacional convocado por distintos colectivos sociales para el 20 de septiembre sea un éxito, no se limitará a los medios tradicionales.  Utilizarán los característicos net-centers en los que desde perfiles falsos e incluso suplantando identidades, diseminarán información falsa e intentaran atemorizar a la población en redes sociales como Facebook y Twitter.  Jimmy Morales y las mafias beneficiarias del #PactoDeCorruptos saben que la movilización social iniciada puede ser el principio del fin.  Por eso, no debemos dejarnos sorprender por estas estrategias y corresponde, ser cuidadosos de las fuentes de información que consumimos, porque en tiempos de crisis como los que actualmente atravesamos, los medios de comunicación son claves para destruir la movilización social.

Pero no todo está perdido. Existen canales transmitidos por señal satelital que llegan a muchos hogares vía cable, que son consecuentes y no se han prestado al #PactoDeCorruptos.  Por otra parte, la era de la información ha traído alternativas a medios impresos, sitios web en los que se han desnudado casos de corrupción con rigurosa investigación periodística, presentan historias comunitarias silenciadas por los medios de comunicación tradicional y además abren sus espacios para nuevas voces.

Este 20 de Septiembre, sin miedo y de manera masiva, debemos participar en el #ParoNacional, para enviar un mensaje claro a la clase política y empresarial de este país.  El derecho a la manifestación, consagrado en la Constitución Política de la República de Guatemala y que Jimmy Morales supuestamente intentaba limitar vía un Estado de Excepción que no logró concretar en tanto el Congreso está fuera de funciones por razones obvias, ha sido garantizado por la Corte de Constitucionalidad –CC- gracias a un recurso interpuesto por Jordán Rodas, actual Procurador de Derechos Humanos (PDH) y se le ordena al decadente gobierno de Morales, brindar garantías para la seguridad de todas las personas que lleguen a manifestar.

Fotografía: Marisol Garcés

Por: Miguel Ángel Sandoval

Cuando se produjo la movilización del 2015 escribí un pequeño texto que denomine la “Revolución Moral del siglo xxi”, en donde afirmaba que la corrupción hasta antes de esa fecha era socialmente aceptada y que ahora era socialmente rechazada. Luego concluía que la corrupción no había sido derrotada y que correspondía hacerlo, en lo que para mí era la tarea estratégica del país. Más adelante habría otras metas que cumplir, pero de momento la corrupción y la impunidad era lo central para nuestro país.

Asimismo advertía que con la corrupción no había política pública que se pudiera impulsar y que la corrupción no se limitaba a los ámbitos de gobierno sino que había  empresarios, partidos políticos del signo que fueran, sindicatos, oenegés, iglesias, medios de comunicación, deporte, asociaciones de diverso tipo,  y los hechos siguen demostrando que lo señalado no era dicho al azar, sino que formaban parte de la realidad nacional que había llevado al hartazgo a diversos sectores.

Para intelectuales que siguen con atención el desarrollo de los procesos sociales de nuestro país, la propuesta o planteamiento de Revolución Moral, era por lo menos utópica, otras voces decían que eso era paja pues los temas eran estructurales y 2015 no había tocado ni de lejitos los problemas de fondo,  y así, los comentarios no fueron lo suficiente como para destacar el planteamiento de la revolución moral como un proceso en curso en nuestro país.

Otros más esquemáticos se atrincheraron en la afirmación que la corrupción constituía una expresión de la lucha de clases que en el capitalismo era la norma. O desde otra perspectiva, daban algún crédito a la tesis de la manipulación de las movilizaciones del 2015 así como de la novedosa lucha en el marco de las redes sociales. En estos casos parecería que el análisis de ese fenómeno de la revolución moral no se llegó a considerar pues no forma parte de las ideas clásicas más recurrentes y por lo tanto, es de hecho no existente.

2017 nos dio la mejor repuesta. La lucha contra la corrupción es el tema principal de nuestro país y el rechazo hacia la misma es nacional, fuerte, y no sujeto a manipulaciones como se atrevieron a escribir algunos analistas, mientras otros decían que  como no se había tomado el poder se trataba de una revolución que no había tenido lugar. Los hechos, testarudos como son, ubican mi planteamiento de que la Revolución Moral es lo que está ocurriendo en Guatemala.

La moral y la ética se ponen en primer plano, el rechazo a la corrupción y su aliada la impunidad recorre el espectro social, y no hay sector que se quede callado en el tema de la corrupción. Hoy vemos que en varios departamentos los diputados que intentaron aprobar un par de decretos que abrían la puerta ancha a la corrupción son rechazados en sus lugares. Pero quizás lo más simbólico es que en una serie de restaurantes se dice con claridad: no queremos corruptos, nos reservamos el derecho de admisión.

No es seguro que los diputados sean clientes de estos establecimientos, pero lo que sí es seguro es que se trata de un mensaje de alto valor simbólico. Ahora la corrupción, personificada en los diputados que intentaron aprobar decretos para beneficio de los corruptos,  no entra en estos establecimientos. Es sin duda un hecho de gran relevancia en nuestro país. Ahora los ciudadanos que buscan estos lugares para tomar un café o comer algo o simplemente conversar, saben que la corrupción no está a su lado, en la mesa vecina.

Quizás lo de más bulto es la foto hecha circular por las redes de un diputado siendo conminado a desalojar un hotel de Antigua en estos días de descanso. Seguro fue vergonzoso para él, su familia, pero del otro lado hay millones de guatemaltecos que están de plácemes pues finalmente una medida de un hotel, (al que no tiene acceso la gente humilde) ratifica que la lucha contra la corrupción y la impunidad es real, y es como se dice, trasversal en la sociedad guatemalteca.

Ni los hoteles o cafeterías, pizzerías y otros locales van por ello a bajar sus precios,  o la medida no lo garantiza, o a mejorar su calidad, a pagar mejor sus impuestos, o mejorar los salarios de sus empleados,  ni esas medidas van a generar una sociedad más igualitaria, pero sin duda algo me dice que estamos entrando en una nueva fase en la vida de la sociedad guatemalteca. Y por supuesto, mi reconocimiento al gesto que suma en la lucha contra la corrupción y la impunidad.

Como no se trata de las tradicionales y clásicas medidas estructurales como podría ser una reforma agraria o la nacionalización de algún bien,  sino que se trata de algo mucho más profundo  como es la moral y la ética en la sociedad entera,  es que me atrevo a sostener que estamos ante una verdadera revolución moral, en proceso, en desarrollo,  y que no ha alcanzado su máxima expresión, aunque no haya sido aún convertida en la divisa de muchos sectores y analistas, pero, constituye una manera de explicar el actual proceso de saneamiento de nuestros usos y costumbres.

Y hecho central, es un proceso que nos dice que la sociedad guatemalteca se encuentra en ebullición, en pleno movimiento, y que gradualmente alcanza objetivos importantes que esos sí, allanan el camino a otras reformas que esperan su turno y momento.

17 de septiembre de 2017.

#Ahorita

TweetsPC

FacebookPC

Publicaciones