Imagen: Stef Arreaga

Por: Festivales Solidarios

En cuanto existan privilegios y privilegiados habrá desigualdad social y mientras exista desigualdad social, la lucha en contra de ella continuará brotando desde los campos y las ciudades. Y a la lucha y organización el Poder siempre opondrá mecanismos como la prisión para exterminarla. No se puede entender la prisión, política o social, sin el capitalismo, la dominación y la explotación y para acabar con ella, es necesario también acabar con las relaciones sociales que permiten la reproducción del sistema.

La lucha contra la prisión política debe ser también la lucha en contra del capital. Debemos entender y practicar, la solidaridad como un eje integral de la lucha contra el capitalismo y su explotación. Pensamos que la solidaridad con perspectiva anticapitalista debe de alejarse de falsos debates entre Inocencia o culpabilidad, pues esto fortalece el discurso del Poder.

Al respecto, nos queda claro que la cárcel, y el sistema carcelario en su totalidad, son una institución dirigida a romper individuos, voluntades, lasos sociales, generar individuos dóciles al poder y al sistema, intenta acostumbrar a los y las presas, y con ellas a la población en general, a que el poder está ahí, que es necesario, y temible, ante el cual hay que sojuzgarse, y cuando se pueda, sojuzgar al otro y la otra. Es una institución basada en la dominación institucional, jurídica, policiaca, e individual, que se basa en generar miedo al castigo, miedo a romper las reglas establecidas por el sistema, miedo a romper con el poder político, económico, cultural y social y con sus dinámicas.

Michel Foucault afirma que: “el sistema de la prisión, quiero decir, de la prisión represiva, de la prisión como castigo, fue establecido tardíamente, prácticamente al fin del siglo XVIII. Antes de esa fecha la prisión no era un castigo legal: Se aprisionaba a las personas simplemente para retenerlas antes de procesarlas, y no para castigarlas, salvo casos excepcionales. Bien, se crean las prisiones, como sistema de represión, afirmándose lo siguiente: la prisión va a ser un sistema de reeducación de los criminales. Después de una estadía en la prisión, gracias a una domesticación de tipo militar y escolar, vamos a poder transformar a un delincuente en un individuo obediente a las leyes”.

Ante una institución con tales objetivos (destruir las voluntades de los individuos, comunidades y sociedades), a nosotros, nos toca hacerle frente por medio de la solidaridad, la cual es un deber como compañeros, compañeras, pero también una herramienta, mediante la cual, poder aminorar los efectos que la cárcel busca generar en los individuos, mediante la cual, podemos contrarrestar ese miedo, esa pretensión de arrebatar voluntades. Con nuestra solidaridad, rompemos esos muros grises, aunque sea a un nivel simbólico, contrarrestando ese aislamiento y miedo que la cárcel implica.

De tal cuenta también es importante el papel de los medios alternativos y no oficiales de comunicación, porque es así, como desde estos espacios la comunicación solidaria fluye a través de distintos canales (internet, radios comunitarias, revistas comunitarias, etc.) para que la palabra y la oralidad de los pueblos sean escuchadas y sean diseminadas.

Los periodistas no deben estar en prisión, no porque sean inocentes, sino porque las prisiones no deben de existir. Y es por lo anterior que decimos y gritamos: ¡libertad para María Choc! ¡No se calla la verdad encerrando a periodistas!

Fotografía: lared.com.gt

Por: Marcelo Colussi

mmcolussi@gmail.com,

https://www.facebook.com/marcelo.colussi.33

https://mcolussi.blogspot.com/

El hasta ahora embajador de Estados Unidos en Guatemala, Todd Robinson, ha sido nombrado Encargado de Negocios en Venezuela. Mal augurio para el país caribeño.

¿Quién es Todd Robinson? Diplomático de carrera, egresado de la Universidad de Georgetown, 55 años de edad, se ha especializado fundamentalmente en países latinoamericanos. Guatemala fue el primer destino donde se desempeñó como Embajador, cumpliendo a cabalidad con el plan fijado por Washington, lo que le valió un amplio reconocimiento en su ámbito laboral. Está vinculado a la ex Secretaria de Estado Madeleine Albright, presidenta del Instituto Nacional Demócrata para los Asuntos Internacionales, una institución de fachada de la CIA especializada en impulsar cambios de gobierno a la medida de Washington utilizando para ello distintas ONG’s, y directiva igualmente del tanque de pensamiento Consejo del Atlántico, organismo que trabaja estrechamente con la Casa Blanca en las campañas injerencistas contra la República Bolivariana de Venezuela.

Por otro lado, es apadrinado políticamente por la congresista cubano-americana Ileana Ros, de quien es públicamente conocida su posición ultra derechista y reaccionaria ante todo proyecto emancipador, quien promovió y apoya de manera abierta las medidas económicas de asfixia contra Venezuela, habiendo declarado sin tapujos que se deben “buscar más sanciones” contra el país de Bolívar.

Todd Robinson jugó un papel clave en la declarada “lucha contra la corrupción” en Guatemala. Esa jugada política fue una iniciativa de Washington como plan piloto para la región, que dio los resultados esperados en el país centroamericano, lo cual le permitió posteriormente desplegar dicha estrategia en otras zonas de Latinoamérica. De hecho, el Instituto Brookings, tanque de pensamiento ligado al Partido Demócrata y responsable de ciertos aspectos de la política exterior imperial, felicitó el trabajo de Robinson como un “paladín en la lucha contra la corrupción, ejemplo a seguir para toda la región”.

Esta nueva “cruzada” del gobierno estadounidense: la lucha contra la corrupción, se ha demostrado muy efectiva como estrategia de “golpes de Estado blandos”. Atacar hechos gubernamentales de corrupción realmente existentes –y en Latinoamérica eso es habitual, también en Venezuela– tiene un alto impacto en la conciencia ciudadana media. Con el bombardeo mediático continuado y una ideología conservadora nada crítica, la población de a pie –siempre manipulada, siempre engañada– ve en los gobiernos de turno la causa última de sus penurias. Atacar a la casta política como la responsable de los males que se padece a diario –la pobreza, la carencia de servicios básicos, la violencia, la precarización del trabajo– es un buen expediente para no tocar los resortes últimos del sistema.

“Porque los políticos se roban todo es que estamos como estamos”, pareciera la consigna. Con eso se invisibiliza la explotación de fondo, la lucha de clases, la extracción de plusvalía de la clase trabajadora por parte de los dueños de los medios de producción, verdadera y única razón de la pobreza y exclusión de las grandes mayorías populares. De ese modo el enfrentamiento irreconciliable de clases no entra en escena, dejándose en la “mala conducta” de los funcionarios de gobierno la causa de las miserias vividas.

De ese modo, luchar contra la corrupción gubernamental se presenta como un camino expedito a la mejora de las condiciones de vida. Una vez más: la manipulación manda. Se hace creer a las grandes masas que ahí está la solución. Todo indicaría, a partir de lo que se ha visto en el 2015 en Guatemala y a lo que luego se implementó en otros países latinoamericanos (Argentina, Brasil, Bolivia) que entre las nuevas armas del imperio, junto a las bombas inteligentes y los misiles nucleares que, por supuesto, no ha abandonado, se encuentran estas novedosas estrategias soft: la lucha contra la corrupción como una herramienta para lograr la reversión (roll back) de gobiernos díscolos.

Las desarrolla porque les son muy útiles, y les resultan baratas. Las dictaduras sangrientas –de las que apoyó por docenas a lo largo del siglo XX– son hoy día impresentables, traen aparejados demasiados problemas (la población puede reaccionar y se forman movimientos guerrilleros) y tienen costos políticos y financieros que Washington ya no quiere (o no puede) asumir. Las “revoluciones democráticas”, “ciudadanas y no violentas”, son mucho más “civilizadas” y presentables, y por tanto se recomiendan para seguir manteniendo la hegemonía. La lucha contra la corrupción, con toda la carga de moralismo que conlleva –del que la población parece tan afecto–, se ajusta perfectamente a esta nueva estrategia de dominación.

En el año 2015 Guatemala fue el laboratorio para ensayar estos nuevos y sofisticados instrumentos de control social. Con esas bien armadas estrategias de “movilización ciudadana” (numerosos perfiles falsos en las redes sociales desde donde se llamaba a protestas “civilizadas”, entonando el himno nacional y pidiendo la renuncia de los funcionarios corruptos, pero no más) Washington se enfrentó al entonces gobierno de turno –el presidente Otto Pérez Molina y la vicepresidenta Roxana Baldetti–, sacando a luz hechos de corrupción que ayudaron a que esa supuesta “marea humana” terminara exigiendo la renuncia del binomio mandatario. El organismo encargado de desarrollar las investigaciones del caso fue la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala –CICIG–, instancia de la ONU apoyada y financiada por la comunidad internacional, Estados Unidos fundamentalmente.

La jugada político-social-mediática funcionó. Tanto la embajada de Estados Unidos –principal actor político del país, más que el Poder Ejecutivo nacional– como el empresariado local dispararon a matar contra la administración gubernamental de turno, dado que la misma estaba ocupada por sectores mafiosos que llegaban a quitarle negocios a la tradicional oligarquía vernácula. El entonces embajador estadounidense en el país, Todd Robinson, jugó un papel fundamental en esa declarada cruzada anticorrupción. Como ejemplo simbólico, en un momento en que arreciaban las protestas callejeras viajó a una retirada comunidad del departamento de Izabal, y en una precaria y deteriorada escuela primaria –montaje muy efectista, muy sentimental– declaró que el estado calamitoso de ese centro educativo se debía a la corrupción existente. El mensaje del embajador en la escuela Salvador Efraín Vides Lemus, ubicada en Santo Tomás de Castilla, Puerto Barrios, cercana al Mar Caribe, fue más que elocuente: “Podemos ver los resultados de la corrupción aquí en esta escuela: no tienen suficientes aulas para la gente, para los estudiantes (…) Toca al gobierno y a la gente de Guatemala luchar cada día contra la corrupción”.

El montaje fue efectivo, pues se consiguió terminar llevando a la cárcel al presidente y la vicepresidenta. Puede decirse, entonces, que la estrategia política funcionó, pero para el plan estadounidense. Para la población guatemalteca no fue más que una cacareada primavera sin ningún efecto posterior. Ello demuestra que el campo popular sigue aún muy fragmentado, muy golpeado luego de las décadas de represión de los 80 y 90 del pasado siglo y de los planes de capitalismo salvaje (neoliberalismo), que hicieron retroceder conquistas históricas. Y que, igualmente, no hay aún grupos de izquierda con propuestas sólidas que puedan conducir las luchas populares. Funcionó, básicamente, como banco de prueba para la geoestrategia de Washington.

Dos años después de las “movilizaciones ciudadanas” guatemaltecas, el país sigue con los mismos índices de pobreza y exclusión (60% de la población bajo el límite de pobreza), la izquierda no termina de tener una propuesta contundente, el movimiento campesino sigue siendo criminalizado cuando alza la voz, y la corrupción real de la clase política sigue muy campante. Quien sí se favoreció de esta “revolución ciudadana”, de este “golpe suave”, fue la política exterior estadounidense y sus estrategias de control social. Atacando fuertemente la corrupción, ayudada generosamente por los medios de comunicación del sistema, logró instalar en el imaginario colectivo de las poblaciones argentina, brasileña y boliviana la idea que la misma es la nueva plaga bíblica a combatir. De ahí que eso sirviera para frenar el paso a las propuestas populares de Cristina Fernández, Dilma Roussef y Evo Morales, respectivamente, logrando la elección de Mauricio Macri en Argentina, la expulsión de la presidenta en Brasil con un proceso judicial y su reemplazo por el neoliberal Michel Temer y la imposibilidad de reelección del líder indígena en Bolivia.

La lucha contra la corrupción es efectiva… para controlar a la población, haciéndola sentir actora de un cambio. Sacar presidentes por corruptos perfectamente se puede presentar (“vender”) como “participación democrática”. Pero ahí anida el engaño: se hace sentir a la gente que participa, creándose condiciones para llevar a cabo procesos de movilización cívica absolutamente controlados, y que efectivamente pueden tener efecto. En Guatemala se consiguió mandar a la cárcel a presidente y vice, desarmando la mafia llamada Línea 1 (que se beneficiaba, entre otras cosas, con el contrabando), sin tocar en lo más mínimo estructuras socioeconómicas reales, dejando totalmente inalterado a los verdaderos beneficiarios de esa red de corrupción (empresarios de alto vuelo que no pagan impuestos y siguen tan impunes como siempre, lo que algunos dieron en llamar la Línea 2). En Argentina se desacreditó de tal manera a la entonces presidenta Cristina Fernández que no ganó las elecciones a las que se presentó; en Brasil sirvió como perfecta excusa para mandar a la cárcel a integrantes de ese fermento de renovación que es el Partido de los Trabajadores; en Bolivia sirvió para cerrarle el camino a Evo Morales y sus planteos socialistas hacia una nueva reelección.

No quedan dudas que Todd Robinson es un “experto” en estas lides. Su llegada a Venezuela es parte de una estrategia que ayude a desacreditar al máximo a la administración de Nicolás Maduro, aprovechando los hechos de corrupción realmente existentes en el país, y que sirva, en definitiva, para seguir conspirando contra la Revolución Bolivariana. Con la corrupción habida, está servida en bandeja la denuncia que podrá hacer la embajada estadounidense, Todd Robinson mediante, seguramente llamando a una “movilización ciudadana anticorrupción”. No hay dudas que todo esto no es una buena noticia para la Revolución Bolivariana.

LA CORRUPCIÓN REALMENTE EXISTE, Y PUEDE SER UNA BOMBA DE TIEMPO DE GRAN PODER. ES TAREA DE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA COMBATIRLA.

CARTA DEL MINISTRO VENEZOLANO RAFAEL RAMÍREZ: https://www.aporrea.org/ddhh/a257175.html

* Material aparecido originalmente en Prensa Latina.

Fotografía: Prensa Latina

Por: Factor Méndez Doninelli

Guatemala, 19/01/2018.

Consternación por fallecimiento de colega Ileana del Carmen Alamilla Bustamante, Presidenta Asociación Periodistas de Guatemala (APG). Condolencias a familias Zapata Alamilla en especial a su esposo, Adrián Zapata.

La insistente retórica del Gobernante Jimmy Morales repetida por otros funcionarios públicos, señalando de injerencia e intromisión extranjera a representantes diplomáticos, a funcionarios internacionales de organismos multilaterales, de la Organización de Naciones Unidas (ONU) o del sistema interamericano de protección de Derechos Humanos (DDHH), parece guiada por alucinaciones propias de alguien cargado de una enfermiza paranoia, es decir, se sienten angustiados por todo lo que los rodea, lo que escuchan o lo que sus lacayunos y testaferros les dicen para calentarles la cabeza, alimentar aprensiones y augurios sin fundamento.

El discurso aludido denota rechazo y antipatía hacia lo dicho por funcionarios extranjeros, cuando estos se refieren a temas de corrupción e impunidad, entonces, los Gobernantes reaccionan con arrebato e interpretan que las citadas declaraciones vulneran la soberanía e independencia del Estado. Más parece que estos servidores públicos guatemaltecos, no entienden el concepto de soberanía, siguen viendo pelos en la sopa para justificar sus trastornadas percepciones, generadas por la imagen de país en el exterior. La arrogancia, la prepotencia y la ignorancia son malas consejeras.

Es vano pretender ocultar el sol con un dedo, la elección de junta directiva del Congreso Nacional lograda en base al juego sucio, moviendo piezas del complejo entramado de corrupción al estilo de la vieja política, optando por comprar voluntades y articular alianzas perversas, es un intento por consolidar el pacto de corruptos y frenar la lucha contra la impunidad. Ese es el mensaje transmitido y la única percepción que se colige, luego de los hechos consumados por la desprestigiada clase política.

Los grupos tradicionales de poder opuestos al Ministerio Público (MP) y a la Comisión Internacional contra la Impunidad (CICIG), buscan afianzar el posicionamiento de sus siervos para influir y controlar la selección y elección del próximo Fiscal General y Jefe del MP que asumirá en mayo, están obsesionados por impedir que el MP y CICIG, continúen investigando y descubriendo las redes de corrupción e impunidad existentes en el país.

Frente a estas indecorosas maniobras de las élites y sus lacayos, la ciudadanía debe permanecer atenta y orientada a desenmascarar esta estrategia. Ahora más que antes, es necesaria la acción concertada de todos los sectores y actores para hacer auditoría social. Thelma Aldana, actual Fiscal General ha externado preocupación al respecto, advirtiendo que grupos de poder buscan obstruir el trabajo que realizan el MP y la CICIG, debilitar el incipiente Estado de Derecho, entorpecer el debido proceso y la administración de justicia.

Las élites y sus siervos, harán lo posible para evitar las investigaciones encaminadas a desarticular a grupos criminales y a romper el muro de impunidad implantado por los históricos violadores de derechos humanos, los corruptos y ladrones que han acumulado millonarios capitales logrados por el saqueo de fondos públicos. De lograrlo, sería un retroceso.

Señores Gobernantes, no es con señalamientos emocionales e irracionales que se ganan simpatías de la comunidad internacional, son los hechos, acciones y decisiones equivocadas las que generan reacciones de reproche al discurso y a las acciones de quienes temporalmente ejercen el poder público. Dejen de alucinar, faltan muchas batallas para expulsar del Estado y las instituciones a tanto corrupto e impune.

Guatemala, 19/01/2018.

 

Fotografía Prensa Comunitaria.

 Por: Juan Calles.

 En un pequeño y caluroso salón del juzgado de Primera Instancia Penal de Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente, se apretujan los acusados y quienes acusan, el calor es sofocante, un bebé llora, y un viejo ventilador zumba, puja, llora de inutilidad. La parte pidiente muestra heridas de bala, en sus cuerpos cicatrizados se nota la decadencia y los residuos de plomo que guardarán en su cuerpo por el resto de sus vidas.

Los acusados, acompañados de sus abogados sudorosos y prepotentes miran por sobre el hombro y susurran a las orejas de unos y otros, se ríen, se regodean, autosuficientes, vestidos para la ocasión lucen ropa limpia y nueva. Se limpian el sudor con pañuelos blancos. Todos y todas esperan la llegada del juez, corre el año 2014.

Después de largos minutos de espera, por fin se anuncia la entrada del juez Edgar Aníbal Arteaga López, quien se presenta silencioso, ostentoso. Todos de pie, la gente parece no querer respirar, todos los ojos lo miran, el señor juez capta toda la atención. Con gesto malhumorado y ceño fruncido el juez con un leve movimiento ordena sentarse a todos los presentes, la audiencia ha iniciado.

En esta audiencia de debía resolver la petición del Ministerio Público –MP- al juez contralor, de sobreseimiento de la investigación por del delito de lesiones leves en contra de cinco campesinos q’eqchies provocadas por Mynor Ronaldo Padilla González, coronel del ejército y jefe de Seguridad de la minera –Compañía Guatemalteca de Níquel CGN- Hudbay Minerals (canadiense) por los delitos cometidos el 27 de septiembre del año 2009 en contra de los comunitarios.

A pesar que el artículo 12 del Convenio 169 de OIT, al artículo 16 y 142 del Código Procesal Penal, y a la Constitución de la República, así como a los convenios y tratados internacionales que garantizan el derecho de las personas que no hablan español a tener un traductor no se contó con traductores q´eqchies, iniciando así, una larga lista de conductas racistas y excluyentes.

Al inicio de la audiencia, el Juez Arteaga López, identifica a las personas presentes, acepta la presencia del imputado y sus abogados; de Haroldo Cucul Cucul y su abogado. (En esa audiencia, el señor Cucul desistió de la acusación) Pero a Angélica Choc y las 5 víctimas de lesiones leves, así como a las abogadas que les acompañan, el juez les pidió salir de la sala de audiencias, dijo que no tenían nada que hacer allí. No hizo constar que estaban presentes. El juez tampoco les dio la palabra cuando se le pidió y advirtió que no lo haría hasta que él lo considerara conveniente, lo cual no ocurrió durante toda la audiencia. Las víctimas de lesiones leves permanecieron fuera de la sala de la audiencia, y posteriormente fueron expulsados del tribunal, violando así el Artículo 117 del Código Procesal Penal que establece:

“Agraviado, es la victima afectada por la comisión del delito. Y aunque no se haya constituido como querellante adhesivo tiene derecho a ser informado sobre los derechos que le asisten dentro del proceso penal. Que el Ministerio Público escuche su opinión en el proceso, fundamentalmente antes de las decisiones definitivas o de las provisionales que implican clausura o extinción de la persecución penal, …A ser invitado a las audiencias en las que su opinión puede ser expresada. A que existan mecanismos que disminuyan los riesgos de victimización secundaria durante el proceso penal. El MP está obligado a garantizar estos derechos”.

Ese día la audiencia se suspendió y se convocó para el siguiente día, cuando en ausencia del imputado y sus abogados el juez resolvió con lugar la renuncia y desistimiento de Haroldo Cucul Cucul por lesiones graves y el sobreseimiento por lesiones “leves” de 5 campesinos en favor de Mynor Ronaldo Padilla González. Los campesinos regresaron a su casa con balazos en sus cuerpos, sin poder trabajar, sin obtener justicia por sus heridas, por su dolor, por sus días sin poder trabajar, sin poder comer.

Este es solo uno de los múltiples casos que el juez Arteaga López ha conocido y que se relacionan con la CGN, en todas, la empresa de níquel ha salido favorecida y los campesinos, periodistas, estudiantes, padres, madres, no han logrado el beneficio de continuar con los procesos legales que se plantean una y otra vez.

Los casos se suman y la justica resta

Otro caso paradigmático en el que el juez Arteaga López jugó un papel protagónico fue el de la ex tesorera de la alcaldía del municipio de El Estor, Nidia Lizet Milla Orellana de Paredes, ligada a proceso por los delitos de peculado y uso de documentos falsificados, presuntamente por un desfalco por la cantidad de Q.4 millones 211 mil 170 a la comuna en mención, durante los años 2011 y 2012.

El Ministerio Público por medio de la Fiscalía de Sección contra la Corrupción, apeló la resolución dictada por el Juez Arteaga López, quien reemplazó una medida sustitutiva de Q290 mil por Q45 mil a la ex tesorera de la alcaldía.

En esa ocasión el ex alcalde José Joel Lorenzo Flores, fue llamado a declarar a solicitud del Ministerio Público, sin embargo, se le otorgo la falta de mérito.

Un juzgado en el banquillo de los acusados

A las actuaciones del juez Arteaga se suma el caso de  la secretaria de este mismo juzgado, Claudia Rebeca Madrid Cerritos quien fue capturada sindicada  de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y falsedad ideológica; Luego de una denuncia interpuesta por la Intendencia de Verificación Especial de la Superintendencia de Bancos, sobre irregularidades en la compra de un vehículo.

La secretaria Madrid Cerritos fue llevada a prisión, luego que sus bienes fueran puestos a disposición de las autoridades, dichos bienes sumaban más de Q2,000,000.00

La ex secretaria, se encuentra bajo libertad condicional luego que otro juez, José Reynaldo Galván Casasola, juez de primera instancia penal en Escuintla, se presentó en el debate para explicar que el origen de los bienes se debe a la relación extramarital que mantiene con Claudia Rebeca Madrid Cerritos.

En los archivos de este juzgado, en las manos de este juez y sus sub alternos se encuentra la justicia de cientos de campesinos q’eqchies, y pobladores del departamento de Izabal. Lamentablemente estos noalgunnos de los casos cuestionables.

En próximas entregas periodísticas documentaremos otros casos en los que estos operadores de justicia se han visto cuestionados.

 

Fotografía comunitaria

Por: Lucía Ixchíu

El 17 de enero del 2018 fue detenida una amiga muy querida para mí, María Choc una joven indígena q´eqchi´, residente de El Estor, Izabal, ella y yo hemos caminado y trabajado algunas cosas juntas, la conozco como una mujer noble, valiente y muy digna.  Es acusada de los delitos de amenazas y detenciones ilegales.

La estrategia estatal de desmovilizar y desarticular la organización comunitaria mediante la acción penal de criminalizar y encarcelar líderes y lideresas  indígenas organizadas, es una estrategia que se  ha ido perfeccionando con el pasar de los años por parte de los aparatos estatales represivos.

Tengo 5 años de acompañar, escribir, investigar y denunciar la prisión política, fenómeno muy doloroso para las comunidades y organizaciones, familiares y personas individuales que defienden la madre naturaleza, el territorio y la vida misma, que por razones obvias son quienes terminan involucradas en este tipo de hechos.

El primer preso político después de la firma de los Acuerdos de Paz fue Ramiro Choc, líder indígena q´eqchi´ que apoyaba y formaba parte de organizaciones de base que protegía el territorio de Chocón Machacas, Izabal. Estuvo preso 5 años y medio, criminalizado y tuvo varios intentos de asesinato.

Después, a lo largo de la historia reciente, ha habido infinidad de personas y organizaciones criminalizadas de la más burda e indignante manera, CODECA, una organización campesina que busca la nacionalización de la energía eléctrica, es de las más criminalizadas a nivel nacional.

En Guatemala no dejan de ocurrir este tipo de estrategias estatales, donde operadores de justicia y el MP (Ministerio Público) se prestan a este tipo de acciones, son testigos falsos y con delitos y hechos inventados.

María Choc es hermana de Ramiro, miembros de una familia de gente muy valiente y digna que no dejan de ser duramente golpeados y criminalizados de diferentes maneras, hoy uso este espacio para la denuncia, para que otras voces y personas puedan multiplicar mi súplica por la libertad de María a lo largo y ancho de mundo.

¡¡Repudio la detención de María y pido su libertad inmediata!!

 

 

Por: Marcela Turati

A Guadalupe (Lupe) Campanur Tapia la vi sólo una vez, pero muchas veces escuché historias sobre ella. Mi amiga Alejandra Guillén me contaba que era una de las mujeres p’urhépechas que inició el movimiento contra los talamontes en Cherán, y de las pocas que continuó en la estructura de autogobierno desde la ronda comunitaria. Ella pidió que la dejaran cuidar los bosques como lo hacían ellos. Los compas se reían, le decían que sería un estorbo, que luego tendrían que estarla cuidando. Ella insistió hasta que alguno se apiadó y le enseñó a usar armas para que pudiera recorrer como todos los límites del pueblo en resistencia y los cuidara de quienes querían destruirlos.

Era soltera, y por eso fue muy señalada. Era libre, y eso no mucho gustaba. Ella es una de las mujeres que aparece en la portada del libro de Ale (“Guardianes del territorio”), con otras compañeras -ella la de la esquina: falda roja, suéter azul, pelo largo, suelto-, alrededor de una fogata, haciendo guardia nocturna, cuidando el sueño de todos.

En agosto cuando viajamos a Cherán Lupe nos invitó a Ale, a Erika Kuru y a mí a un temazcal en luna llena: ahí todas pediríamos protección para los temas en los que andamos, que siempre cruzan con la violencia. Cuidándonos también a nosotras. Lupe ya había dejado de patrullar los bosques en la ronda comunitaria donde durante años salió a misiones peligrosas buscando a las personas que eran reportadas como desaparecidas para arrancárselas a los enemigos de ese pueblo que expulsó a los narcotalamontes y a sus autoridades corruptas, y que se opone al despojo del territorio.

Me acuerdo mucho de su risa contagiosa, sonreía con tantas ganas que mostraba hasta las encías; hablaba a través de los gestos de los ojos. Esa noche nos tomamos unas fotos ridículas en las que lucimos mojadas, con las toallas en la cabeza, el cuerpo envuelto en sarapes para que no nos diera un aire. Después nos llevó a la plaza a comer los granos de elote más ricos que he comido, de ahí a buscar atole de chile y tamales de grano tierno. Nos despedimos en la puerta de su casa. Ella bromeaba.

Ayer Ale fue informada de que su amiga Lupe, Lupita, la de Cherán, la que le enseñó a caminar el cerro, la que le contaba de la heroica resistencia de los suyos, la que se enfrentaba también al machismo de su gente, fue encontrada muerta en los bosques. Desnuda. Irreconocible. Llevaba dos semanas perdida: a ella nadie había salido a buscarla. La descubrieron cerca de la comunidad de Tanaco, territorio hostil.

Hoy en Cherán fue su entierro.

Para ella pedimos Justicia.

Esta foto (la de la portada) la tomé del perfil de Lupe donde están algunas de sus retratos junto al fuego, al lado de la virgen, en una boda, en un campamento, en una protesta, con amigos, en la playa, en su bosque, alzando los brazos al cielo, enfocando a un pajarito, en la escuela, posando enamorada, desgranando maíz… Viva, bella, sonriente como hoy debería estar. https://www.facebook.com/campanurtapia

En su cuenta de Facebook, Alejandra Guillén publicó:

“Mataron a mi Lupe, comunera de Cherán, la primera mujer que se integró como guardabosques a pesar de los obstáculos, una de las voces críticas que señalaba las contradicciones internas porque sabía que la lucha se construye día a día, desde lo chiquito y cotidiano. Justicia para ti amiga hermosa, tú pelearías por cualquier mujer asesinada de esta manera. Te extrañaremos infinitamente”.

Por su parte, Carolina Iunuen escribió:

“Guadalupe Campanur Tapia, mujer p´urhépecha nacida en Cherán, Michoacán hace 32 años. Activa en la búsqueda de la seguridad, la justicia y la restitución del territorio comunal desde el inicio del movimiento en 2011, hasta la actualidad. Fue una de las integrantes fundadoras de la Ronda Comunitaria y en específico, del cuerpo de Guardabosques de Cherán”.

Mi amiga fue parte de la red afectiva de colaboración que hizo posible el trabajo de la investigación realizado durante mi maestría. Siempre mantuvimos un vínculo fuerte y sincero.

El cuerpo de Guadalupe fue encontrado el miércoles 17 de enero de 2018 a las afueras de Chilchota, Michoacán en el entronque rumbo a Zamora, cerca de Tanaco, tras varios días de estar desaparecida. Fue un feminicidio, que además, a mi consideración representa una vulneración comunitaria estratégica, al ser ella una de las comuneras activas más añejas y constantes.

Les pido su apoyo: feministas, derechohumanistas, activistas, compañerxs de lucha, investigadorxs sociales, periodistas, colegas psicólogxs, antropologxs, politólogxs, amistades y conocidxs, para que desde sus trincheras ayuden a que éste feminicidio no quede impune ni en el olvido, que logre acceder a la justicia desde una perspectiva de derechos humanos.

A mis hermanxs del Dhamma, les pido que cuando hagan Metta Bhavana, envíen mucho amor compasivo para Lupita. También para que su familia y amistades logremos sentir la fortaleza para responder con sabiduría durante éste proceso.

Además, para que todas las comuneras y comuneros de Cherán tengan la lucidez de no minimizar su feminicidio por prejuicios morales debido a su cuerpo de mujer; por el contrario, que logren dar cuenta que la muerte de Guadalupe no fue natural, sino que fue desaparecida y asesinada, y que esto, también les afecta en términos de seguridad comunitaria y de justicia.

De igual manera, para que los agentes del Estado logren esclarecer el feminicidio de Guadalupe, para que acceda a la justicia con pleno respeto de los derechos humanos, de forma expedita y conservando el debido proceso. Por último, para que todas aquellas personas que conforman la red del crimen organizado: Estado-mercado-sociedad, dejen de reproducir la desdicha en sí mismos y en el resto del mundo.

Gracias por tanto. Buen viaje, Lupita.

Tata Kuerajpiri Kim Miamunte.

 

tomado de: https://www.facebook.com/marcelaturati/posts/10155240679039849

ver también:

https://elpais.com/internacional/2018/01/19/america/1516332208_984179.html

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2018/01/18/investigan-homicidio-de-activista-guadalupe-campanur-en-michoacan-5594.html

Placa colocada en el Km. 155 ruta a Mazatenango, en memoria de los compañeros caídos.

Hace exactamente 40 años, la madrugada del 17 de enero de 1978, en San Bernardino, Suchitepéquez, caían enfrentados a las fuerzas de seguridad del Estado los dirigentes del Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP) Clemencia Paiz Cárcamo, originaria de ciudad de Guatemala, Matilde Morales, maya achí y Gilberto Ramírez del oriente del país, quedando gravemente herido Mario Domínguez de Mazatenango.

Esta célula del EGP planificaba actividades para la generalización de la guerra de guerrillas en el Frente Luis Turcios Lima de la costa sur. La Guerra Popular avanzaba en todo el país, impulsada por las distintas organizaciones guerrilleras de la época para frenar las acciones represivas de la dictadura militar y crear una alternativa de cambio social para el pueblo de Guatemala.

¡Su entrega y ejemplo son parte de la memoria activa de las nuevas generaciones!

Fuente: Fundación Guillermo Toriello

 

Fotografía comunitaria

Por: Nelton Rivera y Jerson Xitumul Morales

A las 13:33 horas de este miércoles 17 de enero 2018, María Magdalena Cuc Choc, maya q’eqchi´ y defensora de la tierra fue detenida por varias unidades de la Policía Nacional Civil (PNC) de Puerto Barrios, Izabal, ella fue detenida al salir del complejo de justicia, luego de trabajar como traductora del idioma q’eqchi en una de las audiencias del caso de Rubelpec en un juzgado de ese departamento.

Varios agentes de la PNC se acercaron a ella, y le indicaron que debía ser trasladada a la Comisaría, esta acción policial la tomó por sorpresa, pues cinco minutos antes estuvo en los tribunales haciendo una traducción en el juzgado,  no fue notificada de ninguna denuncia, ni tampoco fue citada por el Juzgado de Primera Instancia Penal, y además no le notificaron por escrito que tenía una orden de aprehensión en su contra.

A las 14:00 horas fue trasladada de la Comisaría de la PNC al Juzgado de Paz de Puerto Barrios, estuvo a la espera de que el juez le indicara los motivos de su detención, fue a las 14:30 horas que el juez le dio a conocer el motivo de la aprehensión, minutos después fue trasladada al Centro Penitenciario de Puerto Barrios y el próximo viernes 19 de enero tiene programada la audiencia de primera declaración.

Varios comunitarios de Livingston fueron denunciados por la entidad LISBAL Sociedad Anónima, supuesta propietaria de la finca Isabel en Livingston, Izabal. El representante legal de esta entidad es Miguel Ángel Alvarado Cruz, quien promovió la denuncia en contra de María Magdalena y otros dos comunitarios de la comunidad  Chabil’ Ch’och’.

En el Ministerio Público (MP) de ese departamento, el fiscal Gilberto Bernal Oliva, fue el encargado de solicitar al juzgado de Primera Instancia Penal, presidido por el juez Edgar Aníbal Arteaga López, que se emitieran las órdenes de aprehensión en contra de María Magdalena Cuc Choc, Luis Xol Caal, Antonio Asp Pop, por los delitos Usurpación Agravada, Amenazas y Detención ilegal.

La denuncia en el MP fue elaborada desde el 17 de enero del 2017, el 25 de enero de ese mismo año, el juez Aníbal Arteaga López ordenó las aprehensiones, además del desalojo de la comunidad.

María Magdalena Cuc Choc, una defensora q’eqchi´ de la tierra

María Magdalena es madre de 4 hijos,  maestra de educación primaria y se desempeña como traductora de personas maya q’eqchi´ en los juzgados de Puerto Barrios en casos de justicia.

Es  hermana de Angélica Choc, defensora del territorio y esposa del profesor Adolfo Ich Chamán, autoridad comunitaria que fue asesinado en 2009 por el coronel Mynor Padilla jefe de seguridad de la empresa Compañía Guatemalteca de Níquel CGN, María Magdalena es de la comunidad La Unión y presenció los ataques que sufrió la comunidad, resultado de esto fue el asesinato del profesor Adolfo Ich.

También acompañó el caso de las once mujeres maya q’eqchi´ violadas durante los desalojos del 2011 por fuerzas de seguridad del Estado, policía y ejército. El desalojo fue promovido por la empresa CGN – HUDBAY MINERALS INC. Y HMI NICKEL INC.

En noviembre y diciembre estuvo acompañando la detención arbitraria de Jerson Antonio Xitumul Morales, corresponsal para Izabal de Prensa Comunitaria, ella junto a Angélica Choc se solidarizaron con los dos periodistas criminalizados por la empresa CGN Pronico, también con los pescadores artesanales, Angélica Choc manifestó que la justicia en Izabal está de lado de los ricos y en contra de los pueblos indígenas.

 

Fotografìa Maria Cuc Choc

Entrevista con María Magfalena desde el juzgado de Puerto Barrios

La disputa por la tierra en Livingston, Izabal

En Izabal, especialmente en el municipio de Livingston del caribe guatemalteco, hay una disputa por la propiedad de la tierra, por un lado las comunidades maya q’eqchi´ reclaman el derecho a recuperar la tierra que históricamente han habitado y por el otro lado, ex funcionarios públicos del gobierno del Partido Patriota (PP), como el ex ministro Alejandro Sinibaldi Aparicio, el mismo ex presidente Otto Pérez Molina y uno de sus financistas Rodrigo Lainfiesta Rimola buscan quedarse con la finca Isabel.

En la comunidad Chab’il Ch’och’ exigen al Estado que esta propiedad sea investigada y se reconozca a la comunidad como la propietaria, recientemente la gente denunció que la entidad LISBAL Sociedad Anónima,  apareció como supuesta propietaria de la finca Isabel, pero los comunitarios saben que es una disputa por la tierra, y denunciaron que detrás de todo esto hay varios personajes como un ex presidente, un ex ministro y un financista del Partido Patriota.

Para conocer que está ocurriendo con la finca Isabel en la comunidad Chab’il Ch’och’ lea:

Chocón Machacas: Sinibaldi Y El Pueblo Q’eqchi Que Lucha Por La Recuperación De La Tierra Parte I

Pueblo Q´Eqchi´, Su Lucha Por La Recuperación De La Tierra Parte II

 

 

Texto e imagen: Francisco Rodas

El nuevo ministro de Desarrollo Social, Alcides René Obregón Muñoz, además de quemarse las pestañas estudiando en las universidades Mariano Gálvez y Galileo, y otro instituto auspiciado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), tiene olfato para buscar sus chambas.

Trabajó 13 años en el Congreso de la República en el área Financiera Administrativa, fue director administrativo del Instituto de Fomento Municipal (INFOM) y asesor financiero en el Fondo Nacional de Desarrollo del  Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA).

Apenas en septiembre del año pasado lo nombraron como viceministro Administrativo Financiero del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y en cuatro meses ya dirige la institución. Eso sí es hacer una carrera aligerada como meter una sopa instantánea en el micro ondas.

Como se ve, el hombre tiene imán para pegarse donde hay pisto, pero su verdadera virtud es que no suelta la lengua.

#Ahorita

TweetsPC

FacebookPC

Publicaciones